Rafting en Chile

Su geografía extrema hace de Chile una de las mejores locaciones mundiales para descender rápidos, rodeado de verdes bosques y los majestuosos Andes de fondo.

The Chilean rivers make it possible for anyone, from beginners to experts, to practice the sport
The Chilean rivers make it possible for anyone, from beginners to experts, to practice the sport
English version Rafting in Chile

No hay duda alguna que Chile es un lugar privilegiado para practicar rafting. ¿La razón? La geografía única del país, con la Los Andes a pocos kilómetros del Océano Pacífico, se traduce en algunos de los mejores rápidos a nivel mundial. Los ríos chilenos son cortos pero muy intensos, ideales para bajarlos a toda velocidad en una balsa.

Por lo mismo, año a año, los centros de rafting en Chile reciben a cientos de visitantes chilenos y extranjeros en busca de adrenalina. “Los turistas llegan a praticar rafting a Chile buscando divertirse, otros para realizar algo fuera de lo común y en el caso de las empresas, buscando entregar un momento de relajo y sociabilización para sus trabajadores, además de motivar el trabajo en equipo”, explica Christian Henríquez, guía de Chile Rafting.

“Los ríos de Chile permiten el desarrollo de la actividad tanto para principiantes como para expertos. Se prefiere a Chile por su variada oferta ya que existen ríos muy diferentes entre sí en todo Chile, pasando desde uno ideal para la pesca o paseo familiar hasta llegar a alguno de clase V, lleno de aventura y adrenalina”, agrega.

Estos son algunos de los mejores ríos de Chile para practicar el rafting, con algunos datos como su ubicación, el nivel de complejidad y experiencia que demandan, recomendados por el propio Henríquez:

Río Maipo
En las proximidades de Santiago se encuentra el Río Maipo, con aguas que van desde grado III en temporada de otoño-invierno, a grado IV en primavera y verano.

Una vez en el lugar podrás disfrutar de la espectacular e imponente vista del volcán Maipo, en cuya ladera este nace el río, al comienzo apacible, pero que en su descenso se transforma  en un torrente a medida que desciende por los valles hasta formar el imponente y caudaloso río Maipo.

Estas condiciones aseguran una aventura extrema que se inicia en el Centro de Ecoturismo Cascada de las Animas, para luego recorrer 16 kilómetros río abajo, hasta el Pueblo de San José de Maipo, en medio de grandes rocas que copan el angosto río y que crean complejos desafíos a los deportistas con rápidos de alto nivel y dificultad.

Los principiantes no están al margen de la aventura ya que el Centro Cascadas de las Ánimas, cuenta con profesionales de primer nivel, especialmente preparados para llevar a inexpertos participantes que podrán disfrutar como el más avezado de los raftistas.

El Tinguiririca
Es el río más importante de la región de O’Higgins, en la zona central de Chile, con rápidos de III y IV grados, descenso que se realiza en medio de la flora y fauna nativa con un paisaje totalmente agreste.

El club Cumbre Andina ofrece programas especiales para los interesados, el cual incluye traslado desde Santiago y una hora y media de emoción a bordo de las balsas en el descenso desde los faldeos cordilleranos.

También se contempla equipamiento completo, asado, ensaladas surtidas, vinos, bebidas, pan amasado, postres y té o cafe.

Específicamente, los aventureros requieren de una amplia experiencia y habilidades previamente desarrolladas, de lo contrario el riesgo de lesiones es alto. Asimismo, se necesita una amplia destreza para enfrentar complejas maniobras bajo presión. El equipo en general debe estar bien preparado.

Río Claro
Ubicado en la reserva nacional Siete Tazas en la Región del Maule, destaca por sus saltos de agua y el maravilloso entorno lleno de naturaleza, árboles únicos en el mundo y una vista privilegiada de la cordillera de los Andes

Asimismo, se pueden apreciar las siete caídas de agua y respectivas tazas que dan nombre al lugar, así como también se puede visitar el valle de las Catas, hermoso paraje de prados verdes, ubicado al interior del fundo San José de Frutillar, donde podrás apreciar la naturaleza en 800 hectáreas de bellos paisajes, senderos, bosque nativo, río, cascadas y montaña.

El río está catalogado como grado III, es decir, para un nivel intermedio con rápidos con olas moderadas e irregulares que pueden ser difíciles de evitar y que pueden hundir una canoa abierta.

Por lo mismo, son necesarias maniobras complejas sobre corrientes rápidas, además de contar con un control preciso de la embarcación en pasos estrechos. Las olas grandes y sifones (strainers) son fácilmente evadibles. Se recomienda la exploración previa.

Río Liucura
Más al sur, en la turística ciudad de Pucón y por un valor de 20 mil pesos chilenos por persona, se puede disfrutar del río Liucura, ideal para quienes dan sus primeros pasos en el rafting o cuentan con una leve experiencia.

La excitante pero segura aventura comienza en Pucón, travesía que dura alrededor de una hora y media y en la cual te encontrarás rodeado de montañas las cuales ofrecen un espléndido paisaje.

Ya en el agua, experimentarás  de inmediato la excitante y vibrante emoción de viajar por un río que posee rápidos de clase II y III; además de estruendos sonidos de los rápidos, sobre todo cuando chocan entre sí, formándose olas de hasta 1 y 2 metros de altura. Al término de la travesía se ofrece un café y el viaje de regreso a Pucón.

Río Trancura
Con rápidos de IV y V grados, el Trancura, también en las proximidades de Pucón, es capaz de desafiar al más intrépido y preparado de los raftistas.

La ruta sólo puede ser atravesada por mayores de 14 años, comenzando a 15 kilómetros de Pucón en el Complejo Turístico & Resort Trancura en la cual, el turista puede acceder a piscina, cancha de voleibol y baby fútbol, camarines, ducha, juegos infantiles, quincho y servicios de restaurante y bar, además de un muro de escalada.

En medio de la actividad, te encontrarás con olas de dos a tres metros las cuales te demandarán un arduo esfuerzo para vencerlas, acompañadas del estruendoso sonido de las rápidas aguas del Trancura.

El tramo suele demorar en promedio una hora y media, periodo de tiempo en el que la constante son las emociones fuertes y la adrenalina, con una alata valoración de trabajo en equipo, indispensable para un buen comportamiento a lo largo del trayecto.

Río San Pedro
El río San Pedro, cercano a Valdivia ofrece una de las más complejas y completas experiencias de rafting en Chile, con rápidos de grados 2 al comienzo de la ruta, para luego desafiar otros obstáculos de grado III y IV, como La Sirenita, la Vuelta del Reloj y El Toro, por lo que es ideal tener una amplia experiencia.

En el transcurso de la aventura se pueden apreciar los paisajes de los antiguos colonos del Lago Riñihue, quienes bajaban en balsas llevando piezas de Raulí, Lingue y otras maderas nobles, así como también disfrutar de los hermosos parajes de naturaleza virgen que rodea al San Pedro.

Para emprender este trayecto se requiere de una amplia preparación física ya que en total el viaje dura cerca de seis horas, comenzando en la desembocadura del lago Riñihue para finalizar en Malihue.

La jornada contempla charla de remo y seguridad, además de un almuerzo, consistente en un asado a la orilla del río, momento que también sirve para recuperar energías y comentar las vivencias de la jornada de la mañana.

Futaleufú
En medio de la indómita Patagonia chilena se encuentra el río Futaleufú, considerado uno de los mejores torrentes del mundo para el desarrollo de la especialidad ya que sus rápidos alcanzan el grado V, por lo que son habituales los rápidos extremadamente largos, bajadas con olas y hoyos inevitables que demandan veloces maniobras, todas bajo presión.

Además, el río posee la combinación perfecta de los dos elementos más importantes para la práctica del rafting: buen caudal y una pendiente justa.

Por lo anterior se recomienda la exploración previa, aunque en muchos casos esta es imposible de realizar debido a la compleja naturaleza del sector. Nadar es muy peligroso y el rescate también es complejo incluso para los más intrépidos y expertos rescatistas.

Pero no sólo para los seguidores del peligro es un lugar ideal, también es espectacular para los amantes de la naturaleza y la aventura; las montañas, ríos, lagos y bosques son el escenario ideal para caminatas, ciclismo de montaña, pesca, cabalgatas y exploraciones.

Baker
Una de las maravillas de la región de Aysén y uno de los pocos ríos en el planeta que no ha sufrido la intervención del hombre, escondido entre Campo de Hielo Norte y Campo de Hielo Sur, cerca de la laguna de San Rafael, ofrece espectaculares condiciones para el desarrollo de la disciplina.

Sus rápidos son de 2 a 3 grados en los cuales se puede disfrutar del color calipso del río y de la exuberante naturaleza del entorno: parajes imponentes y vírgenes en los que se pueden apreciar especies como el huemul, en peligro de extinción.

Esta entrada también está disponible en Inglés