Viña del Mar: la niña bonita del Pacífico

La Ciudad Jardín es internacional y tiene un aura de pura fama. Su playa top es Reñaca, rodeada de altos edificios, y el Festival de la Canción la vuelva protagonista del continente cada verano.

Viña del Mar (Photo: Turismo Chile)
Viña del Mar (Photo: Turismo Chile)

Vecina a Valparaíso, la Ciudad Jardín, como es popularmente conocida, tiene una personalidad que atrapa con sus encantos.  La historia cuenta que Viña del Mar nació como un sueño. En 1874 fue fundada luego de que José Francisco Vergara planeara crear una ciudad cercana a Valparaíso pero con una identidad diferente.

Su fundador hoy estaría orgulloso: en poco más de un siglo Viña se ha transformado en el referente principal del turismo en Chile. Distante a 120 kilómetros al oeste de Santiago y a sólo 8 kilómetros al norte de Valparaíso, la Ciudad Jardín respira y atrae con grandes parques, una hermosa costanera abierta sobre la bahía que permite observar desde el puerto vecino de Valparaíso hasta la punta de Concón.

Numerosos edificios de altura han sido construidos junto al litoral, y decenas de restaurantes ofrecen una variada gastronomía preparada con los frutos de mar. Centro de entretención es el Casino de Juegos abierto cada noche con espectáculos internacionales. Está ubicado en Avenida Perú, un habitual paseo y un sitio privilegiado para presenciar la puesta del sol en el mar.

En temporada de verano, Viña del Mar recibe a miles de turistas, especialmente argentinos, quienes hacen de las playas un lugar de encuentro con cuerpos dorados, bikinis, juego de paletas y surfistas. Reñaca y Las Salinas son las playas preferidas en el día, mientras que las disco y los pubs alargan la diversión durante la noche. Para muchos, los días de descanso y entretención alcanzan su punto culminante con la fiesta del Festival Internacional de la Canción, un certamen que se realiza hace cinco décadas y recibe la visita de estrellas de la música internacional.

La diversidad turística de la ciudad no termina allí. Los castillos Wulff y Brunet, grandes palacios, parques y edificaciones de principios de siglo XX, esperan al visitante con el carácter de sus estilos clásicos. La Ciudad Jardín está hecha a escala humana, es amigable y se puede recorrer caminando. El clima mediterráneo invita a visitarla durante todo el año. Siempre habrá sorpresas y la cercanía de Valparaíso agrega un motivo más para elegirla como destino turístico.

Al norte de la ciudad también hay un interesante circuito de balnearios típicos a los que acuden chilenos y turistas durante el verano.

Atractivos de Viña del Mar

Quinta Vergara
Es un parque de grandes árboles antiguos y una enorme variedad de especies vegetales. Considerado uno de los más bellos de la región, en su interior se encuentra el Palacio Vergara, construido en 1908, transformado  hoy en el Museo de Bellas Artes de la ciudad, con una interesante muestra pictórica nacional. Atracción  aparte es el anfiteatro donde se realiza el Festival de la Canción. Si hay algún espectáculo programado, la recomendación es aprovechar la oportunidad para conocerlo. Av. Errázuriz 596

Valparaíso Sporting Club
Desde luego, Viña del Mar cuenta con un recinto dedicado al turf. Son 124 hectáreas de terreno con pistas de carrera y entrenamiento, corrales y paseos destinados a la actividad hípica. Fue fundado oficialmente el 5 de septiembre de 1882 por un grupo de residentes ingleses. Es sede de una de las carreras clásicas de Chile: el Derby, verdadera fiesta del verano. Avenida Los Castaños 404, Teléfono: (32)-2655600

Avenida Perú
Es el paseo más tradicional de la costa de Viña. Los cuidados jardines de la plaza Colombia bordean la costanera y dan mayor realce al casino de la ciudad, edificio de 1930 que incluye un moderno hotel 5 estrellas. El paseo llega hasta el Muelle Vergara junto a un atractivo rompeolas artificial. En el camino hay salones de té y se ofrece arriendo de bicicletas para dos o tres personas. Opción imperdible es un paseo en una Victoria, antiguo carruaje tirado por un caballo.

Reloj de Flores
Esta ubicado a los pies del Cerro Castillo, a muy poca distancia de la playa Caleta Abarca. Fue traído desde Suiza y se inauguró el 15 de mayo de 1962, el mismo día en que se daba inicio al campeonato mundial de fútbol fue traído desde Suiza.
La mantención de las flores se realiza en forma permanente y el cambio de las mismas se efectúa cada 3 meses, éstas tienen una altura de no más de 10 cm.

Jardín Botánico Nacional
Ubicado en el sector occidente de Viña, este jardín está abierto al público desde la década de 1930. Fue donado, junto al resto del predio, al Estado de Chile el año 1951, para ser destinado a Jardín Botánico y Área de Experimentación Agrícola. El parque contiene más de 3000 especies vegetales de todos los tipos, una gran cantidad de árboles y un palmar, además de una laguna con un paseo peatonal que termina en un sendero en el bosque. ¿La novedad? El canopy que lleva a las copas de los árboles con variadas dificultades. Camino El Olivar s/n El Salto, Teléfono (32) 672566.

Reñaca
Con seguridad es la playa más famosa de Chile. Reconocible por sus arenas rubias y un mar siempre agitado, colinda con edificios piramidales que poblaron todo el monte cercano al litoral. Está ubicada a 7 kilómetros al norte de Viña, en  1500 metros de extensión de balneario sectorizado.

La sección 4 es la familiar, mientras en la 5 se reúne la gente de cuerpos trabajados y con bronceados permanentes, todos admirables desde alguna de las terrazas-restaurantes dispuestas en la playa. Es un paseo obligado. Las olas del lugar permiten hacer surf todo el día, y al anochecer las disco y los pubs reciben a quienes buscan más diversión. En el verano es uno de los epicentros de la acción.

Esta entrada también está disponible en Inglés