Vinos de Chile apuestan por una certificación de sustentabilidad

Desafío corre en paralelo con el plan de la industria para convertirse en la principal productora del Nuevo Mundo hacia 2020.

vinos550

Al menos una decena de bodegas podría obtener a fines de 2011 la inédita acreditación de sustentabilidad que se ha autoimpuesto la industria del vino en Chile para las certificar las buenas prácticas a lo largo de su cadena productiva.

El Código Nacional de Sustentabilidad es una herramienta impulsada hace ya tres años por la gremial Asociación de Vinos de Chile y busca paralelamente fortalecer la imagen de las viñas entre los consumidores.

El trámite consiste en el análisis de procesos relativos a uso de suelo, empleo de plaguicidas, reciclaje, política de emisiones de carbono y relación con sus empleados y la comunidad, entre otros tópicos, informó el diario La Tercera.

“Esas preguntas generan un puntaje. Si la viña lo cumple, aprobará el código y podrá llevar el sello en sus botellas”, explicó la gerenta de los Consorcios del Vino en Vinos de Chile, Elena Carretero.

El matutino añadió que entre las 50 empresas inscritas de las 105 asociadas, ya hay varias avanzadas en el proceso, que corre en paralelo con el plan estratégico de la industria que persigue convertir a Chile en el principal productor de vinos del Nuevo Mundo hacia 2020.

De acuerdo a La Tercera, entre las viñas más adelantadas figuran Errázuriz-Caliterra, con un sistema de control de plagas que prescinde de pesticidas químicos; Emiliana, que cuenta con certificación de carbono neutral, sistemas de reciclaje y tratamiento biológico de residuos, y Miguel Torres, distinguida con el sello internacional Fair Trade.