Elogian aporte de chilenos a teoría sobre expansión del universo

Libro de columnista científico de The New York Times alaba investigación sobre supernovas de los expertos nacionales.

universo550

De visita en Santiago, el escritor y periodista científico estadounidense Richard Panek destacó el aporte de los astrónomos chilenos Mario Hamuy y José Maza a la teoría sobre la expansión del universo.

El también columnista de The New York Times plasmó dicho reconocimiento en su libro El universo del 4%: materia oscura, energía oscura y la carrera por descubrir el resto de la realidad, que presentó recientemente en Chile.

La obra cuenta la historia de cómo científicos de distintas partes del mundo reunieron un conocimiento tal que fueron capaces de concluir que el universo se expande cada vez más rápido, informó el Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile.

En su libro, Panek expuso que a través de la investigación de las supernovas, Hamuy y Maza fueron clave en este hallazgo, que revolucionó el concepto de cómo se entiende y estudia la astronomía en la actualidad.

“En los 80, los científicos sabían que el universo se estaba expandiendo, pero la pregunta era si dicho fenómeno se estaba desacelerando -hasta detenerse en algún momento- o sí seguiría expandiéndose a una velocidad constante eternamente”, relató durante una conferencia en la Academia Chilena de Ciencias.

“Lo que determinaron los científicos era algo que no se esperaban: el universo no sólo se expande, sino que lo hace cada vez más rápido. Esta revelación, que revolucionó la astronomía, no podría haber sido posible sin el trabajo realizado en Chile, por astrónomos chilenos: Mario Hamuy y José Maza”, enfatizó.

Durante su exposición, Panek aseguró que “las supernovas pesquisadas por el grupo chileno, denominado Calán-Tololo, fueron fundamentales para explicar los estudios del laboratorio de la Universidad de Berkeley, que derivaron en la publicación de resultados en la revista Nature que indicaban la posibilidad de una aceleración de la expansión del universo”.

Al finalizar la actividad, el también director del Núcleo Milenio de Estudios de Supernovas, Mario Hamuy, aseguró que el reconocimiento lo hizo sentirse “muy honrado, porque en este trabajo hay dos capítulos dedicados al proyecto de estudio de supernovas Calán-Tololo, realizado entre 1990 y 1993, en una colaboración entre astrónomos chilenos y norteamericanos con financiamiento del Estado a través de Fondecyt”.

“Tal como lo señala el autor, este estudio fraguó las herramientas que los investigadores Saul Perlmutter y Brian Schmidt tuvieron que utilizar para medir la aceleración. Como el descubrimiento de la aceleración es una medición diferencial entre las supernovas cercanas y las lejanas, el descubrimiento de la aceleración en 1998 no hubiese sido posible sin la concurrencia de todos los datos incluyendo los de Calán-Tololo. Es la primera vez, en 15 años que este trabajo recibe un reconocimiento público internacional”, puntualizó.

“Nosotros trabajamos muy bien las supernovas, las ordenamos y calibramos para contar con una herramienta que hace estimación de distancias. Claro, fuimos como los sherpas que llevan los bultos al Everest y llegan a los 6.000 metros, pero son otros los que llegan a la cima y ponen la bandera”, complementó Maza al diario Las Últimas Noticias.