Eligen a chilenos entre promesas de las letras latinoamericanas

Nona Fernández, Francisco Díaz y Diego Muñoz fueron invitados al encuentro literario más importante de la región.

Chile ya prepara su desembarco para 2012, cuando sea invitado de honor en la 26ª edición de la feria del libro más importante de Iberoamérica.
Chile ya prepara su desembarco para 2012, cuando sea invitado de honor en la 26ª edición de la feria del libro más importante de Iberoamérica.

Tres escritores chilenos fueron distinguidos por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) entre “Los 25 secretos mejor guardados de América Latina”, una lista de nuevos talentos que podrán mostrar sus obras en el encuentro literario más importante de la región.

Nona FernándezFrancisco Díaz Klaassen y Diego Muñoz Valenzuela fueron los nacionales considerados en este proyecto, que agrupa a narradores de 15 países con el objetivo de “derribar las fronteras” y ofrecer al más de medio millón de visitantes a la muestra alternativas para “descifrar” América Latina.

La iniciativa centra sus esfuerzos también en reunir a los artistas -elegidos tras la lectura de decenas de libros y la consulta a expertos- con los diversos actores del mercado editorial, además de ponerlos en contacto con el público a través de mesas redondas y jóvenes del programa Ecos de la FIL.

“Con estas 25 promesas, la FIL se viste de manteles largos y afianza su compromiso para que la vitalidad y la diversidad de las letras latinoamericanas circulen por el mundo”, dijo la organización de la muestra, cuya 25ª edición se realizará desde el 26 de noviembre y tendrá a Alemania como invitado de honor.

Adicionalmente a la presencia de Fernández, Díaz y Muñoz en México, Chile tendrá en la FIL 2011 una ubicación privilegiada y un espacio de 90 metros cuadrados, 60% más grande del que había ocupado en ocasiones precedentes de la feria.

Al final de la muestra, el 4 de diciembre, se hará el “traspaso de mando” de Alemania a Chile, que será el huésped principal el año próximo, ocasión para la cual las autoridades ya han anunciado un “desembarco cultural” complementado con expresiones cinematográficas, teatrales y artísticas visuales.

Durante sus nueve días de funcionamiento, la FIL contempla cerca de 1.000 horas de actividades, 500 presentaciones de libros de casi 2.000 casas editoriales provenientes de 40 países, cuyos detalles llegan a millones de personas gracias a los más de 1.700 profesionales de prensa acreditados.

Imágenes: cortesía FIL Guadalajara / Gonzalo García Ramírez