Presidente Piñera urge reformulación en organismos internacionales

El mandatario repasó ante la asamblea la postura adoptada por Chile ante varias problemáticas de alcance planetario.

spnu550

Un tajante llamado a modernizar la dinámica de los organismos internacionales formuló en Nueva York el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante su intervención ante la asamblea de Naciones Unidas en el marco de su 66º periodo general de sesiones.

“Es urgente replantearnos y repensar las estructuras de cada una de estas organizaciones internacionales, que nacieron en un mundo muy distinto, en el período de la posguerra, y que ya no responden con la eficacia que requieren a las realidades, los desafíos y las oportunidades que el presente nos está mostrando y que el futuro ya nos está insinuando”, manifestó.

A modo de ejemplo, citó las crisis financieras, el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado, además de problemáticas planetarias como el calentamiento global, las catástrofes naturales, las emergencias sanitarias, el hambre y la pobreza extrema.

“Estamos frente a un mundo nuevo, muy distinto al que conocimos nosotros o nuestros padres, que ha emergido con  gran fuerza en las últimas décadas. Y este mundo nuevo es hijo de una revolución, la revolución del conocimiento, la información y la tecnología, que ha abierto y seguirá abriendo enormes oportunidades de progreso material y espiritual para miles de millones de habitantes de este planeta, como nunca antes el mundo había conocido”.

Para el mandatario, “no podemos pretender dirigir un mundo nuevo con instituciones que ya son definitivamente viejas” pese a los progresos, algunos de los cuales son nítidamente “lentos e insuficientes”.

No obstante, agregó que este fenómeno global propio del siglo XXI será “muy generoso con aquellos países que tengan la voluntad y el entusiasmo para abrazarla, pero es y va a seguir siendo indiferente e incluso cruel con aquéllos que simplemente decidan ignorarla o dejarla pasar”.

Respeto por la libertad

Según Piñera, esta revolución debe convertirse “en un factor de libertad, unidad y progreso, en un puente que acorte las distancias entre los países desarrollados y las naciones emergentes y no en un nuevo factor de división o en un nuevo muro que siga alejando y separando más”.

El Presidente aseguró que América Latina ha aprendido la lección del subdesarrollo y la pobreza, flagelos que no serán posibles de erradicar sin respeto por la libertad.

“En lo político, nos exige revitalizar y profundizar nuestra democracia y la defensa de los derechos humanos en todo lugar y en toda circunstancia. En lo económico, significa fomentar la creatividad, la innovación y el emprendimiento de los seres humanos (…) La libertad en lo social, significa promover la paz y avanzar hacia Estados cada vez más comprometidos y eficaces en la lucha contra la pobreza y la generación de una verdadera sociedad con igualdad de oportunidades”, dijo.

Posteriormente, reafirmó el apoyo de Chile a la democracia y la defensa de los derechos humanos, el perfeccionamiento de la Carta Democrática Interamericana y  de la suscripción de un protocolo de protección preventivo de la institucionalidad en la Unasur.

“Adicionalmente, hemos y seguiremos participado activamente en las negociaciones para la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que permita aumentar sus miembros tanto permanentes como rotativos, de forma tal de que este organismo represente mejor la realidad del mundo actual. Y también hemos sido promotores de una reforma en el Consejo de Derechos Humanos, del cual Chile ha sido recientemente reelecto”, enfatizó.

En materia económica, recordó la extensa red de acuerdos comerciales que le ha permitido a Chile intercambiar bienes y servicios con cerca del 80% de la población mundial. Por lo mismo, llamó a avanzar “hacia la liberalización del comercio mundial, porque el proteccionismo es una mala respuesta y es aún peor cuando enfrentamos condiciones de amenazas y crisis como las que hoy día vivimos”.

En cuanto a la promoción de la paz mundial, manifestó su esperanza de que el Estado Palestino sea reconocido e ingrese a Naciones Unidas: “Chile tiene la profunda convicción de que el pueblo palestino tiene derecho a tener un Estado libre, soberano y democrático y que el Estado de Israel tiene derecho a tener fronteras reconocidas, seguras y respetadas. Sólo así, podrán convivir y progresar en paz y en armonía”.

Definiciones sociales

Respecto de la promoción social y lucha contra la pobreza, el hambre y las pandemias, enfatizó que el país ha fortalecido la cooperación internacional y ha implementado un fondo para apoyar a África, así como se han realizado aportes a las Naciones Unidas para combatir el sida, la malaria y la tuberculosis.

“También hemos apoyado con mucha fuerza y con mucho orgullo la ONU Mujeres, organismo que es dirigido por nuestra compatriota Michelle Bachelet, y cuyo principal objetivo es tan fuerte y tan profundo como lograr que por fin  mujeres y hombres tengamos los mismos derechos y las mismas oportunidades en este mundo que nos pertenece a todos”, complementó.

Sebastián Piñera también dedicó palabras al mejoramiento del capital humano que deben hacer los países emergentes para alcanzar el desarrollo a través de la educación de los jóvenes y la capacitación de los trabajadores.

“Quisiéramos invitar a todos los países de América Latina a realizar una verdadera alianza estratégica que comprometa el alma y el corazón de nuestros gobiernos con esta reforma profunda a nuestros sistemas educacionales, que va a ser la mejor contribución que podemos hacer al desarrollo integral de las personas, para que puedan desarrollar en plenitud sus talentos y también al desarrollo de nuestras economías, al perfeccionamiento de la paz y al fortalecimiento de nuestras democracias”, puntualizó.

Para leer el discurso completo del Presidente Sebastián Piñera, por favor visite el siguiente vínculo externo

Imágenes: cortesía Presidencia de la República de Chile / José Manuel de la Maza

Esta entrada también está disponible en Inglés