Arica: La puerta de Chile

Es conocida como la ciudad de la eterna primavera, un oasis en medio del gran desierto que se extiende a los pies del altiplano.

English version Arica: Gateway to Chile

Bajo la influencia del anticiclón del Pacífico, Arica es una ciudad entretenida y bohemia, siempre fiel a su espíritu fronterizo. Tiene hermosas playas, un oasis, un museo con momias más antiguas que las egipcias. Y ofrece la posibilidad de viajar fácilmente al altiplano, al lago Titicaca y a Machu Pichu. Arica es una puerta abierta. Quienes la traspasen, se sorprenderán con todo lo que hay más allá.

Uno de sus principales atractivos es el puerto donde, por la mañana, se expenden cebiches y sándwiches de tiburón. 

También son de interés especial el vecino mercado de artesanía y el imponente morro, heroico símbolo del coraje de los soldados chilenos durante la Guerra del Pacífico, hoy un sitio histórico con permanentes exhibiciones.  Destaca además la Iglesia de San Marcos, diseñada por Gustave Eiffel, amén de cálidas playas como La Lisera y Chinchorro; esta última el lugar ideal para admirar una milenaria técnica de pesca sin uso de anzuelos y en frágiles embarcaciones, tal como lo hacían los indígenas hace centenares de año. Es verdaderamente un espectáculo.

Arica es una ciudad fronteriza en la que permanentemente se percibe el crisol de culturas, en los últimos años marcada por la presencia de surfistas que encuentran grandes y poderosas olas, incluida La Bestia, una de las más grandes del continente. 

Arica es un punto estratégico para coordinar viajes de aventura. Desde expediciones al particular Valle de Azapa y el altiplano chileno (Putre, Parque Nacional Lauca, Salar de Surire), hasta viajes al Lago Titicaca, Cuzco y Machu Pichu.

En la ciudad de la eterna primavera, hay al menos dos atractivos que ningún viajero debiera desdeñar. De noche, el bar folklórico Kamisaraki, en el cual se sirven comidas típicas como filete de llamo. También tragos de la zona y, lo mejor, música andina bailable, la que convierte al lugar en un inmejorable sitio para aprender a bailar.

De día, la Feria Máximo Lira, ubicada a un costado de la estación del ferrocarril Arica-Tacna, a un costado del puerto. En esta Feria se puede encontrar artesanía peruana, especialmente tejidos de lana de vicuña, a buen precio. Y medicinas naturales como uña de gato, maca y caiwa. 

Atractivos de Arica

Surf en río Lluta

En los años 80 se comenzó a practicar surf en la Isla del Alacrán. Luego, algunos se aventuraron a correr olas en las playas del norte de la ciudad. Un punto interesante es la desembocadura del río Lluta donde se practica surf y bodyboard.

Zona magnética

Una auténtica curiosidad turística, entre los kilómetros 72 y 73 de la carretera que une Arica con Putre. Si alguien detiene un vehículo en la pendiente, el auto asciende solo, sin estar encendido el motor. Mientras algunos sostienen que se trata de una zona magnética, otros aseguran que no es más que un efecto óptico. Es asunto de probar y, tal vez, elaborar una nueva teoría.

Semana Santa en Codpa

Codpa es un pequeño pueblo vecino a Arica. Cada año, Jesús Nazareno sale en procesión por las estrechas calles del pueblo. Quienes llevan el sepulcro, un mesón, son los Santos Varones vestidos con sotanas y capuchas blancas.

San Santiago en Belén

Belén es una localidad en el altiplano vecino a Arica y su principal fiesta es la de San Santiago. Entonces, todas las casas del pueblo abren sus puertas y colocan mesas donde ofrecen comida y bebidas gratis. Luego, bandas de bronces interpretan música mientras se preparan guaitias, el curanto altiplánico, o calapurkas, una sopa condimentada y picante que entre sus ingredientes tiene maíz, carne de pollo y llamo, verduras y una piedra responsable de su particular sabor. 

Mayllku

En el kilómetro 88 de la carretera que une Arica y Putre se encuentra un vagón de tren que alberga a la familia Troncoso–Chellew. Se trata de una pareja de hippies que, una vez que nació su primer hijo, no tenían como inscribirlo y decidieron crear su propio pueblo bajo los preceptos de la Ley de Colonos. Por eso en el pueblo sólo habitan ellos. Se trata de Mayllku, un curioso lugar que ofrece a sus visitantes jugos, pan amasado y el cocktail estrella: el eclipse sour.
 
Viaje desde Arica a Tacna

Los autos o buses a Tacna, ciudad fronteriza de Perú, se abordan en el terminal peruano ubicado en la esquina de las calles Diego Portales con Santa María, detrás del Shopping Center.

Los documentos necesarios para viajar a Perú son pasaporte, salvoconducto o carnet de identidad, dependiendo de la nacionalidad.
El primer control se hace en el complejo fronterizo Chacalluta, a 27 kilómetros del terminal; el segundo se realiza en territorio peruano, en el complejo Santa Rosa, a 1 km. de Chacalluta y a 35 de Tacna. El complejo Chacalluta atiende desde las 8:00 hasta las 24:00 horas, de domingo a jueves; viernes y sábado atiende las 24 horas.

Otra alternativa para llegar a Tacna es realizar el viaje en tren. El servicio de Ferrocarril operado por Perú que fue construido en el siglo XIX por una empresa inglesa cubre un tramo de 62 kilómetros entre ambas ciudades y tarda una hora y veinte minutos en unirlas.

Esta entrada también está disponible en Inglés