Exhibirán películas chilenas en Plaza Sotomayor de Valparaíso

Las cintas chilenas se exhibirán gratis en el marco de la séptima versión del ciclo Cine Puerto.

Violeta se fue a los cielos, Nostalgia de la Luz y Gatos Viejos son los tres reconocidos largometrajes chilenos que se exhibirán en la 7° versión del ciclo Cine Puerto de Valparaíso, organizado por el Centro de Extensión del Consejo de la Cultura. La actividad, que se realizará el próximo 15, 16 y 17 de febrero a las 21:00 horas, tendrá lugar en plaza Sotomayor y es con entrada liberada.

El 15 de febrero, Violeta se fue a los cielos, dirigida por Andrés Wood, será la encargada de abrir Cine Puerto. La cinta ha cosechado una serie de reconocimientos desde su estreno, entre ellos destaca el Gran Premio Internacional del Jurado en el Festival Sundance, importante certamen estadounidense; su nominación a Mejor Película Iberoamericana en los Premios Goya; el premio a mejor dirección y mejor actriz en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (España). Además, la película contó con más de 400 mil espectadores en Chile durante el año 2011.

El documental Nostalgia de la Luz (2010) de Patricio Guzmán se exhibirá el 16 de febrero, oportunidad imperdible para disfrutar de un filme chileno alabado por la crítica internacional. Mejor documental europeo en el European Film Academy (2010), premio del público en el Festival de Toronto (2010), y mejor documental del Festival de Abu Dhabi (2010), son sólo algunas de las decenas de galardones que ha recibido esta obra que combina con maestría el relato de los astrónomos que contemplan las estrellas en el desierto de Atacama, con un grupo de mujeres que remueven las piedras, en busca de sus parientes desaparecidos.

Al cierre de Cine Puerto se exhibirá Gatos Viejos, cinta recientemente estrenada, bajo la dirección de Sebastián Silva y Pedro Peirano. Uno de los grandes atractivos de esta cinta es que cuenta en su elenco con dos figuras legendarias de las artes escénicas chilenas, la talentosa actriz Bélgica Castro y el premiado actor y dramaturgo Alejandro Sieveking. Gatos Viejos se lanzó en el Festival de Cine de Nueva York, se exhibió en Sundance y ganó un premio a la Mejor Actuación (Claudia Celedón) en el Festival Internacional de Cine de Cartagena.

Cine Puerto es una oportunidad para disfrutar gratuitamente de cine chileno de calidad, al aire libre y con las condiciones técnicas de un cine, pero bajo las estrellas. En esta oportunidad la actividad contará con la participación del sabor de Nescafé.

Programación

Miércoles 15 de febrero. 21:00 horas.
Violeta se fue a los cielos (2011). Dirección: Andrés Wood. 110 minutos
Elenco: Francisca Gavilán, Cristián Quevedo, Patricio Ossa, Thomas Durand
Sinopsis: Esta es la historia de la poeta, cantante, autora, tejedora, recopiladora y artista plástica, Violeta Parra. Desde su humilde niñez, su amor por la música y la creación, sus tristezas e inquietudes, hasta su exitoso paso por el Louvre de Paris y grandes logros que la mantienen viva hasta el día de hoy.

Jueves 16 de febrero. 21:00 horas
Nostalgia de la Luz (2010). Dirección: Patricio Guzmán. 90 minutos
Sinopsis: En Chile, a tres mil metros de altitud, los astrónomos llegados de todo el mundo se reúnen en el desierto de Atacama para observar las estrellas. Es también un lugar donde la sequedad del suelo conserva intactos los restos humanos: los de las momias, de los exploradores y los mineros. Pero también los huesos de los prisioneros políticos de la dictadura. Mientras los astrónomos escrutan las galaxias más lejanas en busca de una probable vida extraterrestre, al pie de los observadores, un grupo de mujeres remueven las piedras, en busca de sus parientes desaparecidos.

Viernes 17 de febrero. 21:00 horas
Gatos Viejos (2011). Dirección: Sebastián Silva y Pedro Peirano. 88 minutos
Elenco: Bélgica Castro, Alejandro Sieveking, Claudia Celedón, Catalina Saavedra
Sinopsis: Isidora, una anciana de 86 años, descubre una mañana que su mente se está deteriorando rápidamente. La inminente visita de su hija, una egoísta mujer que quiere arrebatarle su departamento, la lleva a  tomar medidas desesperadas. Junto a su marido, usarán todo lo que queda de su ingenio y enmohecida astucia para disimular lo más posible su condición. En esta improvisada aventura por mantener su frágil independencia, Isidora y su hija vivirán una experiencia única, un viaje sorpresivo entre la locura y la cordura, la comedia y la tragedia, que las llevará a encontrar un sentido, tal vez demasiado tarde, a su deteriorada relación.

Fuente: Consejo Nacional de la Cultura y las Artes