Ziomara Morrison, primera chilena en el baloncesto estadounidense

Con 23 años y ocho temporadas en Europa, la deportista se enrolará en San Antonio Silver Stars, de la WNBA.

La pívot Ziomara Morrison será a partir de abril la primera chilena en jugar en la liga profesional de baloncesto de Estados Unidos (WNBA, por su sigla en inglés), cuando se una al plantel de San Antonio Silver Stars.

La deportista ya cuenta con ocho temporadas en Europa, específicamente en equipos de Italia y España, hasta donde emigró a los 15 años desde las divisiones menores del club Universidad Católica de Santiago.

Apenas culmine el 24 de marzo su campaña en el Viejo Continente, donde defiende al Jopisa Ciudad de Burgos, la jugadora de 1,95 metros y 23 años tomará vacaciones en Chile y tres semanas más tarde se marchará a Texas.

“Éste es un logro para Chile. Nunca nadie lo había hecho. Yo llevo años trabajando para esto”, declaró Morrison en entrevista con el diario La Tercera, indicando que su objetivo será “mantener o subir” su nivel.

Tan clara en su desafío está la chilena hija de padre panameño (el ex baloncestista Rodolfo Morrison), que incluso rechazó una oferta de New York Liberty, uno de los clubes con mejor rendimiento desde que se creara la WNBA en 1997.

Según confidenció, su decisión se basó en la existencia de una importante comunidad hispana en San Antonio y el hecho de que el elenco de la ciudad de los rascacielos “tiene muchas veteranas y tal vez sea más difícil jugar”.

El entrenador de Ziomara Burgos en España, Richi González, manifestó su “orgullo y felicidad” por la noticia y aseguró que la joven “tiene un gran margen de mejora y no sé dónde está su techo”.

“Los sueños se cumplen cuando eres una profesional como la copa de un pino y una gran persona como ‘Zio’”, añadió el adiestrador a El Correo de Burgos sobre la tercera mejor reboteadora de la liga española.

Independiente de su rendimiento en Norteamérica entre su debut el 19 de mayo ante Tulsa Shock y el final del torneo en septiembre, Ziomara Morrison planea regresar a Europa.

“Las ligas europeas las hacen cortas para que las jugadoras vayan a Estados Unidos y regresen. De seguro volveré, jugaré todo el año. Pero podría ser a otro equipo u otro país también”, puntualizó.

Imagen: gentileza Club Baloncesto Ciudad de Burgos / Chema Susilla

Esta entrada también está disponible en Inglés