Educación superior chilena sobresale entre sus pares de América Latina

Aunque aventaja a Argentina, Brasil y México, el sistema necesita mayores recursos y mejorar su capacidad de investigación.

El 37° lugar entre 48 países ocupó Chile en el ranking de sistemas de educación superior elaborado por la Universidad de Melbourne (Australia) por encargo de Universitas 21, que agrupa a 24 planteles de América, Asía, Europa y Oceanía.

En la subcategoría Conectividad, que midió la matrícula de estudiantes extranjeros y la colaboración con académicos y universidades foráneas, Chile apareció en el puesto 23°, mientras que en Ambiente fue 33°.

Las mayores falencias del sistema universitario nacional fueron reflejadas en las variables Recursos –vinculada a la inversión en educación- y Resultados –que evaluó capacidades en investigación- , en los que figuró 39°.

La ubicación general le permitió a Chile situarse por delante de Argentina (38°), Brasil (40°) y México (43°), los restantes países latinoamericanos incluidos en la muestra, liderada por Estados Unidos, Suecia, Canadá, Finlandia y Dinamarca.

Pese al buen resultado regional, el ministro chileno de Educación, Harald Beyer, señaló a través del diario El Mercurio que las cifras “no son satisfactorias”.

La autoridad explicó que “entre los factores que inciden en la baja posición de Chile en el área de investigación es que se considera la producción total. Tomando en cuenta que tienen más investigadores, Argentina y Brasil producen más”.

Ignacio Sánchez, rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, complementó: “Uno de los aspectos más bajos es el número de publicaciones, que depende del bajo aporte económico a investigación que entrega el país. Este es un desafío importante a superar, en especial porque la calidad de lo que se publica es muy buena“.

Imagen referencial: cortesía Pontificia Universidad Católica de Chile