Patagonia chilena se engalana con un millón de nuevos árboles nativos

Con US$ 4 y desde el lugar del mundo que sea, cualquiera puede contribuir con la campaña surgida tras incendio en Torres del Paine.

Un millón de nuevas especies arbóreas nativas para la Patagonia de Chile es el objetivo de una campaña sin fines de lucro lanzada en Santiago, tendiente a poblar de lengas, coigües y ñirres varios parques y reservas naturales durante lo que resta de 2012.

Reforestemos Patagonia es un esfuerzo público-privado que fomenta la participación ciudadana, pues con US$ 4 cualquier persona puede colaborar con un ejemplar sin importar en qué lugar del mundo se encuentre.

La cruzada pretende repoblar las reservas nacionales Lago Carlota y Cerro Castillo, además de los parques nacionales Laguna San Rafael y Torres del Paine, que Naciones Unidas además reconoce -a través de la Unesco- como reservas de la biosfera.

El paraje austral representa uno de los íconos turísticos de Chile, uno de los puntos más singulares en el resto del globo. Tanto es así, que 49% de los extranjeros que visitó Chile en 2011 lo hizo para conocer la Patagonia, superando a Santiago y Valparaíso.

“En los últimos 100 años, se han destruido más de tres millones de hectáreas de bosque nativo en esta zona por la intervención del hombre o incendios como el declarado en diciembre pasado, que consumió 17 mil hectáreas en Torres del Paine y motivó esta idea”, explicó el director ejecutivo de Reforestemos Patagonia, Matías Rivera.

Ayudar es fácil

La compra de un árbol o bosque es muy simple: basta con hacer el aporte en el sitio web y pagar en el sistema Webpay (en Chile) o PayPal (en el extranjero). La donación puede incluso publicarse en Facebook, para estusiasmar a la familia y amigos.

El portal también ofrece la posibilidad de regalar árboles a través de una gift card con un código único, que luego se ingresa en la misma página y permite plantar los árboles a su nombre.

Cuando se termina el proceso de compra, la persona recibe un correo electrónico con un certificado de plantación y un link georreferenciado en Google Maps con la ubicación exacta donde será plantado su árbol.

Patrocinada por la Fundación Imagen de Chile, la Subsecretaría de Turismo y la Corporación Nacional Forestal (Conaf), la cruzada ya sumó 50 mil árboles gracias al aporte de las empresas fundadoras Falabella, Lan, Coca-Cola, Cuprum y Rockford.

“Reforestemos Patagonia es una campaña sincera, sin fines de lucro, amplia y positiva, cuyo espíritu es que cada persona encuentre un motivo para comprar una especie nativa que reemplace a los árboles que se quemaron: tener un bosque propio, regalar un árbol de cumpleaños, por un aniversario, porque le gusta la Patagonia, para combatir el calentamiento global o simplemente porque le parece una causa noble”, agregó Rivera.