Tres hoteles chilenos afloran entre los mejores 50 de Travel + Leisure

El archipiélago de Juan Fernández y la Patagonia se reparten los establecimientos citados por el ranking global 2012.

En el archipiélago de Juan Fernández y la Patagonia de Chile se esconden tres de los mejores 50 nuevos hoteles del mundo, según el ranking 2012 de la revista especializada en turismo Travel + Leisure.

Alejadas 700 kilómetros del continente, en medio del Pacífico se ubican las islas Santa Clara, Alejandro Selkirk y Robinson Crusoe. La última de ellas acoge el principal poblado del sector, San Juan Bautista, cerca del cual se encuentra el Crusoe Island Lodge, clasificado en la categoría Rústicos.

Entre las actividades más atractivas en el archipiélago, la publicación destacó el buceo, las caminatas por senderos cubiertos de vegetación y las excursiones en barcos a las cuevas que en el siglo XVIII exploraron piratas y el náufrago que inspiró la novela de Daniel Defoe.

Destacado en el apartado Diseño, apareció el hotel The Singular, emplazado en Puerto Bories, una localidad aledaña a Puerto Natales y el parque nacional Torres del Paine, todo en el epicentro de la Patagonia de Chile.

El establecimiento se edificó junto al frigorífico Bories, una construcción de estilo posvictoriano inglés que data de 1915, recuperado y declarado monumento histórico nacional a finales del siglo pasado.

Travel + Leisure rescató el trabajo desarrollado por el diseñador nacional Enrique Concha, responsable de conjugar la estructura principal de ladrillo con las instalaciones modernas, que incluyen 57 habitaciones.

En la categoría Resort, el tercer destino chileno entre los 50 mejores nuevos hoteles del mundo fue Tierra Patagonia, “una de las aperturas más esperadas de la región”, dado el prestigio del otro recinto de la firma, el Tierra Atacama, presente en el ranking de 2008.

La vista en 180° al lago Sarmiento de Gamboa con que goza cada una de sus habitaciones, dotadas con textiles y sillones tapizados con lana local, una piscina de azulejos y un spa de 4.000 metros cuadrados, así como la oferta de actividades al aire libre, en la que resalta la esquila de ovejas, son sus puntos más altos.

Imagen: gentileza The Singular Hotels en Flickr