Una imprescindible lista viajera: las 10 mejores ”picadas” de Chile

Transformados en una verdadera institución, son aquellos lugares donde se come rico, mucho y por poco dinero. 

Cada rincón de Chile tiene su propia “picada”, un término que en la jerga nacional denomina a aquellos locales donde se sirven abundantes platos de comida a precios muy convenientes. A continuación, las 10 mejores picadas de Chile, según el listado que confeccionó a través de un concurso el estatal Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), tendiente a rescatar el patrimonio inmaterial.

1. Kiosco Roca, Punta Arenas
Ubicado en la ciudad austral y a orillas del estrecho de Magallanes, el Kiosco Roca cuenta con un menú ideal para enfrenta el frío de la Patagonia. Se especializa en desayunos y entre sus platos más apreciados está la leche con plátano servida junto a un choripán (chorizo y pan), aderezado con mayonesa casera.

2. Manhattan, Concepción
En las cercanías del mercado de frutas de la capital de la Región del Bío Bío, hay una furgoneta (van o minibús) a cuyo alrededor se reúnen hasta muy entrada la noche trabajadores y estudiantes que regresan de largas jornadas laborales o académicas. Su lema es: “¡Si no chorrea, no es Manhattan!”.

3. Onde’l Pala, Chillán
Por 40 años, Onde el Pala ha sido uno de los lugares favoritos de una ciudad que se toma sus “picadas” muy en serio. Es famoso por su chicha y su fernet (dos tipos de vino semi fermentado), sus sopaipillas y empanadas gigantes.

4. La Picá del Muertito, Arica
Este local de nombre curioso se encuentra justo al lado del cementerio de la ciudad que mira al Pacífico y limita por el norte de Chile con Perú. Su especialidad es el pastel de choclo (pasta horneada de maíz que cubre un colchón cocido de cebolla picada y trozos de carne), las empanadas y los jugos naturales de las frutas provenientes de los oasis del desierto de Atacama.

5. Las Muñecas del Ñielol, Temuco
Paraíso para carnívoros, los turistas más valientes se aventuran con las “guatitas a la española”: un estofado de estómago de vaca trozado, chorizo, tocino y tomate, todo guisado en vino. Para los comensales más conservadores, está la cazuela, una contundente sopa caliente con grandes pedazos de papa, carne y verduras.

6. Juan y Medio, Rengo
Un clásico de la zona central de Chile, ubicado a un costado de la carretera panamericana, 190 kilómetros al sur de Santiago. Nacido como una parada obligatoria de camioneros por sus platos exageradamente generosos, hoy es un lugar donde toda la familia puede disfrutar recetas típicas chilenas cocinadas a leña.

7. Las Viejas Cochinas, Talca
Ubicado a orillas del río Claro, este local bien podría ocupar el primer puesto si de nombres humorísticos se tratara el concurso. Entre sus especialidades, están el pollo mariscal, un plato caliente de pollo y mariscos, que se puede acompañar con clery (vino blanco con frutillas).

8. La Ovallina, Carretera Panamericana Norte, entre Caldera y Chañaral
Otro lugar favorito de los camioneros: situada en la Región de Atacama, es famosa por sus mariscos y sus empanadas, pailas marinas y chupes, guisos basados en pan remojado en leche.

9. Ojitos Pichos, Concepción
Este lugar le otorga a Concepción el honor de ser la única ciudad con dos picadas en el top 10. Es un buen lugar para reunirse con amigos, disfrutar de su surtido de mariscos, pichangas (quesos, carne y vegetales picados) y admirar las fotos de sus clientes famosos colgadas en la pared.

10. Restaurant No Me Olvides, Olmué
Localizado a medio camino entre Santiago y Valparaíso, es imposible no recordar su nombre y un desafío encontrarlo, pues se halla en una gran casona pintada de amarillo. Sus carnes a las brasas y extensa variedad de cazuelas lo convierten en otra atracción turística para el pueblo que cada verano austral organiza un festival de música costumbrista.

Imagen: Kiosco Roca

Esta entrada también está disponible en Inglés