Chile y Uruguay son los países más transparentes de Sudamérica

Índice de Percepción de la Corrupción ubicó a ambas naciones igualadas en el 20° lugar entre 176 evaluadas.

Junto con Uruguay, Chile es percibido como el país con menos corrupción de Sudamérica, según el Índice de Percepción de la Corrupción 2012 de Transparencia Internacional.

Ambas naciones se situaron en el 20° lugar mundial, muy elevados en el ranking en comparación con Brasil (69°), Perú (83°), Colombia (94°), Argentina (102°), Bolivia (105°), Paraguay (150°) y Venezuela (165°).

Igualados en el tope del estudio, aparecieron Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda, mientras que en el extremo opuesto estuvieron Afganistán, Corea del Norte y Somalia.
En el capítulo local de Transparencia Internacional, Chile Transparente, indicaron que el desafío debe ser liderar el ranking, puesto que un país sin corrupción es el reflejo de una sociedad preocupada de sus sectores vulnerables, que suelen ser los más afectados por este flagelo.
El presidente de la instancia, Gonzalo Delaveau, instó a las autoridades a priorizar iniciativas tendientes a robustecer la probidad y la transparencia, y a la ciudadanía a denunciar y condenar actos deshonestos, para así “fortalecer la confianza pública y la convivencia democrática”.
“Es fundamental que la sociedad en su conjunto esté atenta y reaccione en forma inmediata y clara cuando casos de corrupción lleguen a su conocimiento”, indicó.
Este índice es el instrumento de mayor reconocimiento y prestigio para evaluar la percepción de corrupción a nivel mundial.
Es elaborado anualmente desde 1995 por Transparencia Internacional y en 2012 incorporó 176 países, clasificándolos de acuerdo al nivel de corrupción percibido en autoridades políticas y funcionarios públicos.
El listado se construye a partir de las percepciones de empresarios y analistas, tanto nacionales como extranjeros, que son tomadas de diversas fuentes, tales como el World Economic Forum y el Economist Intelligence Unit.
En esta entrega, se efectuaron cambios y actualizaciones a la metodología del informe, por lo que no es comparable con el estudio del año anterior. Sin embargo, si se revisan los resultados del año pasado, calculados sobre la metodología de éste, se mantiene la puntuación de Chile.