Chilena Paulina García, mejor actriz en festival de Berlín

Galardón es fruto de su participación en la película Gloria, que obtuvo un par de premios paralelos.

Por Fernando Zavala*

Desde su estreno, el público y la crítica se rindieron a los pies de Gloria, la película del chileno Sebastián Lelio que se perfilaba como una de las favoritas para obtener algún premio en la jornada de cierre del Festival de Cine de Berlín, donde integraba su competencia oficial.

Finalmente, las apuestas se cumplieron y el jurado presidido por el cineasta Wong Kar Wai premió a Paulina García con el Oso de Plata a la Mejor Actriz por su interpretación de una mujer en sus 50 que vive los altos y bajos de la vida en el Santiago actual.

“Estoy eufórica”, confiesa García, al teléfono desde Berlín, en medio del torbellino de entrevistas y fotografías que vino después de que el cineasta alemán Andreas Dresen anunciara su triunfo. “La verdad es que me siento muy honrada. ¡Imagínate el honor que significa! De hecho, es un honor para todas las actrices chilenas, saber que nuestro trabajo tiene ese nivel”, cuenta.

La actriz -que suma así otro galardón a la galería de los más importantes del cine local- continúa: “Todo ha sido sorprendente. Ver cómo ha gustado la película y la energía que me han transmitido. Incluso la gente en la calle me saluda y me habla de la película con mucho afecto. Sentí que la película tocó una fibra y me di cuenta de que no es solo un tema de las chilenas, sino que de las mujeres del planeta”. Gloria también ganó otros dos premios paralelos: el del Jurado Ecuménico y el del Sindicato de Salas de Cine Arte de Alemania.

La presencia de Paulina García se hizo sentir en la Berlinale desde el inicio. Junto a los elogios de la crítica, ella asegura haber estado consciente de la magnitud del escenario del debut de Gloria y no dejó nada al azar. Por eso se preocupó de jugar el juego mediático, que incluía el look de la alfombra roja, con un modelo de Carolina Herrera para la avant-première y otro de la firma alemana Unrath & Strano para la clausura. “Es que no es juego, es el trabajo”, afirma la actriz. “Es parte de la promoción de la película y a mí me importa que esta película se haga conocida. Y ver la respuesta que ha tenido solo me motiva más aún”, agrega.

En todo momento, a su lado, estaba Sebastián Lelio que, al teléfono, tampoco podía ocultar su alegría: “Este premio es la corona de una semana gloriosa, y es algo muy grande que hayan premiado a Paulina, que es el corazón de la película. La verdad es que nosotros no podemos más de alegría”.

El exitoso paso de la película por el festival provocó un gran interés y, según el productor Juan de Dios Larraín, ésta ya tiene distribución garantizada en zonas como Estados Unidos, Europa y gran parte de Asia. “Creo que el cine chileno vive un momento único y estamos siendo testigos de una generación de directores de enorme talento, y me siento muy honrado de ser parte de ella”, dice.

Larraín llegará este martes 19 a Los Angeles, California, para acompañar a su hermano Pablo y el equipo de la cinta No, para participar el domingo 24 en la entrega del premio Oscar, donde el largometraje compite en la categoría de Mejor Película Extranjera. Él cuenta: “En efecto, han sido días muy intensos, de mucha curiosidad y de estar con los ojos bien abiertos. Hay que vivir el momento, pasarlo bien, pero tampoco hay que dejarse llevar por los premios y los aplausos, porque esa no es la principal razón por la que hacemos las películas. Nos gusta toda la travesía, no solo esta última parte”.

* Fuente: diario El Mercurio de Santiago