Valparaíso y Viña, en alza entre ciudades para hacer negocios

Conurbano del Pacífico de Chile escaló al 10° puesto en lista de AméricaEconomía.

Dos centros urbanos anotó Chile entre los 10 primeros del ranking Las mejores ciudades para hacer negocios en América Latina 2013, que elabora hace tres años la revista AméricaEconomía.

A Santiago, que conservó el tercer lugar, se sumó en el grupo de avanzada el conurbano que integran Valparaíso y Viña del Mar, ubicadas a orillas del Pacífico, una hora de la capital.

De esta manera, las urbes litorales registraron en conjunto su tercera alza seguida, tras escalar desde el 19° conseguido en 2011 hasta el 13° obtenido el año pasado.

De las ocho variables con que se midieron la capacidad y el potencial de negocios de las ciudades, Valparaíso y Viña del Mar tuvieron en Marco social y político su mejor evaluación, con 98 puntos de 100 posibles.

Santiago se mantuvo en la tercera casilla, con fortalezas en su marco social y político (98,1); su marca (96,1) y su dinamismo económico (86), aunque la publicación precisó que se trataba de “características atribuibles al país más que a la ciudad”.

En paralelo, los lectores del medio alabaron de la capital de Chile mlos incentivos tributarios y el clima pro inversión; su fuerza laboral calificada; la disposición de ejecutivos de alto nivel; su seguridad y costo de vida.

Como su “talón de Aquiles”, AméricaEconomía mencionó la dimensión de infraestructura y conectividad física, en la que clasifican su aeropuerto, de una capacidad anual para nueve millones de pasajeros y que en 2012 recibió 14 millones.

Al tope del ranking Las mejores ciudades para hacer negocios en América Latina 2013 continuaron Miami y Sao Paulo, mientras que en el cuarto puesto otra vez asomó Ciudad de México.

Dos escalones trepó Ciudad de Panamá (5°) y uno cayeron Buenos Aires (6°) y Rio de Janeiro (7°). Bogotá (8°) conservó su lugar y Lima (9°) ganó una posición.

Para elaborar su listado, la revista de negocios se basa en “una herramienta compleja que permite ordenar a las ciudades estudiadas de mayor a menor”, compuesta por ocho dimensiones.

“Cada una de las cuales concentra una cierta cantidad de variables que, combinadas, permiten sintetizar áreas específicas de atributos que tienen relevancia en la atracción urbana de los negocios”, agregó.

Las variables fueron Marco social y político (15%); Marco y dinamismo económico (25%); Servicios a empresas (10%); Servicios a ejecutivos (10%); Infraestructura y conectividad física (10%); Sustentabilidad medioambiental (5%) y Poder de marca (15%).