Chile tiene cuatro de los 50 mejores hospitales y clínicas de la región

Colombia y Brasil destacaron en la zona alta del ranking de AméricaEconomía.

Las clínicas privadas Alemana e Indisa, y los hospitales públicos Sótero del Río y Padre Hurtado fueron los establecimientos sanitarios de Chile considerados entre los 50 más destacados de la región en 2013.

La quinta edición del Ranking de los Mejores Hospitales y Clínicas de América Latina, elaborado por la revista AméricaEconomía, tuvo entre sus 10 primeros puestos a cuatro representantes de Colombia, tres de Brasil y uno de Chile, Argentina y Costa Rica.

“Considerando todas las dimensiones de medición y los primeros 20 hospitales cada año, las diferencias de gestión se han mantenido relativamente estables desde 2010”, indicó el estudio.

Según lo expuesto por AméricaEconomía Intelligence, el puntaje promedio bordeó los 72 de un guarismo ideal de 100 unidades al calificar seis variables, como la seguridad y la dignidad del paciente.

Al conservar el segundo lugar absoluto obtenido en 2012 y con 90,42 puntos, la clínica Alemana de Santiago encabezó el ítem Capital Humano, que evaluó cuestiones como la formación de los médicos o la cantidad de enfermeras por cama.

En el primer puesto, apareció el hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo (95,85), mientras que el hospital Universitario Austral de Buenos Aires (75,81) escaló desde el 12° al tercero. Cuarto y quinto fueron la clínica Fundación Valle del Lili de Cali (74,53) y el hospital Samaritano de Sao Paulo (74,20).

El tercer mejor hospital público fue el Sótero del Río de Santiago, destacado como el 36° de la región, con 57,50 puntos, tras el General de México (59,90) y el General de Medellín (59,11).

Otros chilenos en el ranking fueron la clínica privada Indisa (57,45) y el hospital público Alberto Hurtado (47,18), ambos ubicados en Santiago y debutantes en la medición.

El estudio de AméricaEconomía le otorgó 25% de ponderación a Seguridad y Dignidad del Paciente, es decir, indicadores de procesos y resultados que permiten minimizar riesgos hospitalarios, y transparencia; y Capital Humano, considerando el análisis del plantel médico, de enfermería y el gobierno hospitalario.

Capacidad, reflejada en la cantidad de egresos, camas, especialidades y subespecialidades médicas, exámenes de laboratorio, cirugías, etc., además de inversiones, tuvo una preponderancia de 20%.

Con 10% cada una, las restantes variables fueron: Gestión del Conocimiento (capacidad de generar, obtener y difundir la vanguardia del saber médico en la entidad); Eficiencia (tasas de ocupación de camas o quirófanos, gestión financiera, balances, estados de resultados, y mecanismos de gestión de la calidad); y Prestigio (los hitos, logros y alianzas estratégicas, y encuestas a médicos y lectores de AméricaEconomía).

A participar del estudio, fueron invitados 190 establecimientos de alta complejidad de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Cuba, Ecuador, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela. Finalmente, fueron evaluados solo los que entregaron datos relevantes a través de un cuestionario y los documentos que avalaran dicha información.