Breve historia de Santiago

Donde una vez estuvo el Camino del Inca, hoy transitan cinco millones de personas diariamente y se erigen modernos rascacielos.

jueves, 09 de julio de 2009 Categoría: Turismo
Cerro Santa Lucía Cerro Santa Lucía (Photo:Monumentos Nacionales)

Los pueblos originarios que cruzaron el Camino del Inca hasta las orillas del río hoy llamado Mapocho no podían imaginar que 500 años después 5 millones de personas poblarían la capital de Chile.  Por ese camino el conquistador Pedro de Valdivia, emisario de Francisco Pizarro, arribó al valle del Mapocho y fundó Santiago. El nombre fue un tributo del conquistador al apóstol y santo patrono de España. La ciudad fue diseñada al estilo español, con una Plaza de Armas al centro y una red de calles en forma de tablero de ajedrez.

El pueblo indígena mapuche resistió la ocupación española y Santiago fue acosada por décadas. En 1609 la ciudad recuperó vigor cuando los colonizadores establecieron la institución judicial de la Real Audiencia en la Plaza de Armas. No obstante, la resistencia indígena no era la única amenaza, la tierra se agitaba y varios terremotos azotaron la ciudad. Santiago se reconstruyó una y otra vez. Durante el siglo XVIII se construyeron el Palacio de La Moneda, actual sede de gobierno, la Catedral, el puente Cal y Canto y los tajamares del río Mapocho que permitieron evitar los desbordes de las aguas.

En 1810 llegaron los aires independentistas y se creó la primera Junta Nacional de Gobierno, con la cual se dio inicio al proceso de emancipación. Santiago se convirtió en la capital de la joven nación en 1818, año de la independencia definitiva. Por entonces la ciudad sumaba 45 mil habitantes.

Un decidido desarrollo urbano comenzó con el intendente Benjamín Vicuña Mackenna, quien llevó a cabo a partir de 1872 un ambicioso programa de remodelación con fondos de la exportación minera. De aquellos años son el Parque O’Higgins, el Teatro Municipal, el Club Hípico y la  transformación del cerro Santa Lucía en un paseo público..

Centro de negocios

Al celebrar el centenario en 1910, se levantaron nuevas obras, como el Museo Nacional de Bellas Artes, y se extendió el ferrocarril. La población de la ciudad se incrementó de manera significativa y, entre 1907 y 1920, creció un 53% hasta sumar 510 mil habitantes.  Luego, la migración del campo a la ciudad aumentó a raíz de la  depresión económica internacional de 1929.

Tras la crisis económica sobrevino un acelerado crecimiento como centro financiero y de servicios.   En los años 60 se impulsaron nuevas obras arquitectónicas y de infraestructura. La circunvalación Avenida Américo Vespucio, que forma un gran anillo alrededor de la ciudad, se inició en esa década, así como el ferrocarril metropolitano, el Metro, que hoy transporta a millones de pasajeros cada día.

A partir de los años 90 se vivió un boom inmobiliario, con proliferación de centros comerciales en las principales comunas, y también se han construido modernas autopistas urbanas. En el sector oriente de la ciudad se han levantado edificios  corporativos que albergan a importantes empresas y compañías internacionales. En pleno siglo XXI, la capital de Chile es considerada uno de los centros de negocios de América Latina.

img_banner