Lago Ranco, huilliches e islas

Una cultura tradicional muy viva, grandes parajes y cascadas, más una singular oferta de atractivo agroturismo.

jueves, 09 de julio de 2009 Categoría: Destinos Top
Lago Ranco Lago Ranco (Photo:Sernatur)

Hay que atreverse a conocer un poco más lejos. Es lo que se siente al recorrer la bella cuenca del Lago Ranco, ubicado a poco más 100 kilómetros al este de Valdivia. Hacia la precordillera las sorpresas son variadas en medio de inmensos bosques que dominan la parte más occidental, al tiempo que hacia el oeste los campos cultivados son la regla.

Tiene dos poblados de importancia: Futrono, en la ribera norte, y Lago Ranco, en la sur. Ambas están interconectadas por una carretera que rodea  la superficie del lago, con inmensos miradores. Se trata de la tercera superficie lacustre más grande del país. Es tierra huilliche y es posible visitar varios poblados que ofrecen estadías de turismo rural en que se involucra el visitante con el diario vivir de las comunidades. Las principales en la Península de Illahuapi y en las cercanías del Lago Maihue, Rupumeica Alto, vecino oriental de Ranco.

Futrono se destaca por su gran oferta turística del río Caunahue, encajonado entre rocas y furioso. Destaca Llifén y su complejo termal que posee aguas a 25° y 38 °Celsius. Los ríos Llifén y Calcurrupe, son ideales para la pesca con mosca, y hay también oferta de Lodges. La región tiene enormes saltos de agua destacando el de Nilahue con acceso a la playa frente a esta gran formación natural.

Para los intrépidos hay excursiones a caballo sobre el Cordón del Caulle con geiser y aguas termales al natural a cargo del mítico Don Hugo, poblador del poblado de Lago Ranco.

Con 13 islas, la más conocida es la isla Huapi, con comunidades huilliches, y se puede acceder navegando desde Futrono. La gracia de la cuenca ranquina es que aún no es muy conocida. Tiene mucho por descubrir y conocer. Pero no es sólo naturaleza pródiga, su cultura hulliche y colona ha provocado un mestizaje singular y sus herederos se enorgullecen y celebran en las fiestas como el Lepún, trilla a yegua suelta que se realiza en febrero, o en el museo Tringlo de Lago Ranco, con la más completa muestra de la historia local. El recorrido total del circuito alcanza a los 150 kilómetros.

img_banner