Patagonia

Montañas, islas y bosques vírgenes, una zona indómita y salvaje con todo su mágico poderío original es lo que ofrece este territorio de naturaleza pura.

viernes, 10 de julio de 2009  
Patagonia Patagonia (Photo:Turismo chile)

Pocos lugares en el mundo poseen el magnetismo de la Patagonia chilena. Territorio de pueblos aborígenes, aventuras y secretos que aún esperan ser revelados en la zona más austral de Sudamérica.

La Patagonia chilena es una subregión de la Patagonia que se extiende entre los paralelos 41,5º y  56º latitud Sur y comprende parte de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes. Es una de las superficies más extensas del país, sin embargo la menos poblada: 0.5 habitantes por km2. La naturaleza allí permanece prácticamente virgen.

En una salvaje y accidentada geografía, enormes masas de hielo y bosques prístinos se yerguen majestuosos. Aquí el ser humano no domina la naturaleza, convive y se complementa con ella. Los indígenas que habitaron la zona hace siglos cubrían sus cuerpos con aceite de lobo de mar y utilizaban pieles para protegerse de las lluvias y el frío intenso. Tal vez por esto el calor  humano es tan poderoso y evidente en los pequeños pueblos y ciudades de Patagonia.

La historia del punto más extremo del continente siempre ha estado ligada a navegantes y aventureros, a descubridores y míticos habitantes originarios, como los patagones. El navegante portugués Hernando de Magallanes llegó a la zona en 1520 y la bautizó con el nombre Tierra del Fuego, tras observar las fogatas que  hacían los Onas o Selknam en las riveras del estrecho. Se trata de extensos paisajes indómitos, islas y canales que guardan trazos de identidad legendaria.

A 312 kilómetros de Punta Arenas, se encuentra el parque nacional Torres del Paine, con sus imponentes cuernos que se levantan hacia el cielo. Algo más de 240 mil hectáreas de áreas silvestres y protegidas que reciben año a año a numerosos visitantes de todo el mundo.

La Patagonia es el territorio más cercano al continente antártico y al polo sur, lo que constituye una gran ventaja. Barcos y aviones cruzan los mares australes para llegar a territorio antártico y realizar visitas a bases científicas y breves trekkings observando la fauna autóctona. La zona ofrece atractivos insospechados que transforman este viaje en una experiencia para toda la vida.

Descripción Patagonia