Canales patagónicos, para navegar los mares australes

La travesía desde Puerto Montt hasta Natales recorre islas, huellas de naufragios, pequeñas caletas y glaciares que desembocan en el agua.

viernes, 10 de julio de 2009 Categoría: Destinos Top
Archipielago Archipielago (Photo:Nomads of the Seas)

Varias empresas ofrecen el circuito naval entre Puerto Montt y Puerto Natales. En general la ruta es cubierta en cuatro días durante los que la nave se traslada por lugares deshabitados en donde la naturaleza se torna impenetrable y perfecta.

El paisaje es visiblemente insular y se compone de enormes filos cordilleranos nevados que se hunden en el mar, sin playas y cubiertos de bosques. No hay ningún poblamiento divisable hasta que se llega al famoso canal Moraleda y aparece Puerto Aguirre, pintoresca y colorida caleta por la cual, muy de cuando en cuando, sube o baja alguien.

Posteriormente, la navegación pasa por la península de Taitao atravesando el mítico Golfo de Penas. Son 12 horas de violento oleaje causante de posibles mareos que es mejor pasar en el interior del barco. Para los que resisten ese día será una gran experiencia marinera.

El barco cruza un vasto territorio de áreas protegidas. Desfilan el Parque Nacional Isla Magdalena; Parque Nacional Laguna San Rafael; Reserva Nacional Kalalalixar; Parque Nacional Bernardo O’Higgins, el más grande del país, y la Reserva Nacional Alacalufes. El clima es frío, intenso en ocasiones, por lo que es recomendable llevar ropa de abrigo, la cámara y salir a cubierta.

La región de los canales patagónicos fue, durante miles de años, habitada por el pueblo originario Kawésqar, diestros navegantes ubicados entre el Golfo de Penas y el Estrecho de Magallanes sudoccidental. Corrieron la misma suerte que el resto de las etnias patagónicas, sin embargo diez miembros originales sobreviven en Puerto Edén, ubicada en la costa oriental de la isla Wellington. Los científicos vaticinan que esa raza se extinguirá en no más de 50 años.

El enclave tiene casas coloridas situadas en un pequeño monte, con pasarelas de madera en lugar de calles o cemento. Fundada en 1969, su población es de 300 personas que se dedican, en un alto porcentaje, a la extracción y ahumado de cholgas. Hay posibilidades de quedarse unos días acá o detenerse unas pocas horas en el recorrido de los buques.

Glaciares y campos de hielo

Cercano a Edén y cobijado por el Parque Nacional Bernardo O´Higgins se encuentra una de las grandes atracciones de la ruta, el glaciar Pío XI. Varios récords tiene esta inmensa masa de hielo que compone Campos de Hielo Sur. Es el único glaciar en avance en Patagonia, un metro por año, mientras casi todos se derriten. Su progreso ha ido invadiendo el bosque y sus murallas alcanzan una altura de 80 metros y seis kilómetros de extensión. Es una masa enorme de 1263 km2, el glaciar más grande de Sudamérica.

img_banner