Altas definiciones

TV de Chile

La adopción de la norma japonesa de televisión digital promete revolucionar una industria que goza de buena salud y actores competitivos.

sábado, 11 de julio de 2009  
Altas definiciones Sala de Prensa (Photo: TVN)

La televisión abierta continúa siendo el medio de comunicación de mayor popularidad en Chile, donde la reciente adopción de la norma digital japonesa hace prever su fortalecimiento en los próximos años. Canales nacidos de las universidades desde la década de los 50 que perduran con fuerza, una señal estatal convertida en modelo de eficiencia y privados que llegaron a disputarles una tajada de la torta conviven en el espectro electromagnético.

En total, son seis casas televisivas de recepción libre y alcance nacional, con sus señales reproducidas en el sistema de pago en la televisión por cable e Internet.

El presentador Mario Kreutzberger, Don Francisco, es innegablemente el rostro más visible de la industria. Creado en 1962 en los estudios de Canal 13 de Santiago, su programa Sábado Gigante cuenta con una marca mundial en el libro Guinness, por ser el show de entretención de más larga data. Desde mediados de los 80, lo produce Univisión, en la ciudad estadounidense de Miami, y se emite en toda Latinoamérica.

Otros productos emblemáticos de la producción criolla son los programas periodísticos, cuyos trabajos se basan en realidades sociales y han permitido desenmascarar a más de algún criminal. Los más reputados y con formatos adoptados por otras casas son Informe Especial, que tiene 25 años de trayectoria, y Contacto, al aire desde 1991.

En la última década, los propios medios incluyeron a artistas, deportistas y modelos, entre otros, en la farándula. Dicho contenido cautivó a las audiencias y ha tenido en la prensa escrita como en la TV importantes cajas de resonancias. Algo similar ha ocurrido desde 2003 con los programas de telerrealidad o “reality shows”, que a la actualidad suman más de una decena.

Televisión Nacional de Chile
(TVN) está al aire desde 1969 y representa un modelo de gestión único –autofinanciado y con buenos resultados en audiencia y publicidad-, en su calidad de empresa pública autónoma del Estado, cuyo directorio es designado por el Presidente de la República. Sus telenovelas han sido exportadas y el formato de algunos de sus programas –como el “buscatalentos” Rojo- licenciados para otros países de América Latina.

Su señal internacional (TV Chile) salió al mundo en 1989. Hoy, es posible observarla a en sistemas contratados de varios países y también a través de la red. También cuenta con una rama únicamente para noticias, que de momento sólo puede verse por el cable.

Dependiente de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Canal 13 transmite desde 1959 y tuvo su bautismo de fuego con la emisión de la Copa del Mundo de Fútbol realizada en Chile tres años más tarde, que coincidió con la salida al aire de Sábado Gigante. También cuenta con una segunda señal de cable y una tercera veta online de noticias las 24 horas.

Un tercer actor tradicional de la TV interna es Chilevisión, que nació en 1960 al alero de la Universidad de Chile. Paulatinamente desde 1993, estuvo en manos del grupo venezolano Cisneros –ligado a Venevisión-, el consorcio Claxson y, hasta la actualidad, al político y empresario nacional Sebastián Piñera.

El sitial de pionero lo ocupa la estación de la Universidad Católica de Valparaíso, UCV TV, que inició sus transmisiones en 1957 y que hoy es la única onda con alcance nacional que sale desde una zona distinta a Santiago.

El 23 de octubre de 1990, la aparición de MEGA marcó el estreno de un canal netamente privado en las pantallas locales, respaldado económica y estratégicamente por Televisa, que optó por retirarse de la participación en 1999. Está ligado al grupo Claro, el mismo que controla Diario Financiero y Compañía Sudamericana de Vapores, entre otras empresas.

Un año más tarde, debutó en Chile la segunda señal privada, La Red. Ha pasado por las manos de Copesa –el editor del diario La Tercera-, TV Azteca y en el presente es gestionada por Alba Comunicattions Group, consorcio con sede en Cleveland (Estados Unidos), ligado al mexicano Ángel González.

En Santiago, están también radicados los canales con señales libres en el formato VHF Telecanal, Más Canal 22 y LivTV.

Experiencias fuera de la capital y a lo largo de todo el país son infinitas, como las que presenta la Asociación Regional de Televisión (Aretel) del Bio-Bio A.G.

img_banner