Aguas turquesas en el Pacífico Sur

Ocho playas paradisíacas para disfrutar en Chile

Ya sea con vista a la imponente cordillera de los Andes o rodeados de palmeras y paisajes naturales, los balnearios de la zona norte de Chile e Isla de Pascua son destinos ideales para la práctica de deportes náuticos y, por supuesto, para relajarse sobre la arena.

jueves, 08 de abril de 2010  
Ocho playas paradisíacas para disfrutar en Chile La playa Anakena se encuentra a 18 kilómetros de la ciudad de Hanga Roa

Chile es conocido en el mundo por sus parajes naturales extremos. La nieve de la cordillera de los Andes y los bosques de la Patagonia son dos de los paisajes más visitados por los extranjeros. Pero no es todo; las playas chilenas también tienen un encanto especial. Con 4.000 kilómetros de costa, el país ofrece balnearios al por mayor, con una variedad de paisajes naturales: desde la árida costa del desierto de Atacama hasta el clima mediterráneo del Norte Chico, pasando por los aires tropicales de la Polinesia.

Acá te presentamos una selección de ocho de las mejores playas chilenas, ordenadas de norte a sur, para disfrutar de arenas blancas y aguas cristalinas, con el encanto especial del Océano Pacífico.

 

Hornitos

A 85 kilómetros al norte de la ciudad de Antofagasta y 36 de Mejillones se encuentra este balneario, que cuenta con dos playas principales: Los Hornos y Punta Hornos. Este lugar debe su nombre a las altísimas temperaturas que adquieren sus blancas arenas (promedio 28º C). Además de sus agradables aguas, esta zona ofrece un hermoso espectáculo de tortugas marinas. Es posible pernoctar en el Camping Municipal, ubicado en el extremo norte de la playa. 

 

Cifuncho

Ubicado a 44 kilómetros al sur de Taltal, región de Antofagasta, este balneario tiene todas las condiciones para convertirse en un centro turístico de grandes proporciones. Su amplia playa de aguas cristalinas y oleaje suave, junto a arenas claras, es apta para el baño y también para la pesca de orilla y otros deportes náuticos. También es posible degustar ricos y frescos pescados y mariscos traídos por los propios pescadores de la pequeña caleta que existe en el lugar. Para alojarse en este balneario se puede acampar o dormir en la ciudad de Taltal, en hosterías o cabañas cercanas. 

La Virgen

Ideal para viajar junto a la familia, este balneario se emplaza 35 kilómetros al sur de Bahía Inglesaen la región de Atacama. Su arena blanca y fina, y sus limpias aguas de color turquesa de bajo oleaje la hacen el lugar perfecto para quienes buscan tranquilidad en la mitad de un hermoso paisaje. Cuenta con baños, duchas, salvavidas y restoranes, y para llegar se debe recorrer un camino de ocho kilómetros aproximadamente. Además, la zona posee impresionantes campos de dunas, cercanos a la costa, que constituyen un gran atractivo para el desarrollo de actividades como el sandboard y el uso de vehículos de doble tracción.

Anakena
Si hablamos de paisajes paradisíacos, esta playa es especial. Basta decir que está ubicada en Isla de Pascua, en medio del Océano Pacífico, y que posee tranquilas aguas a una temperatura ideal; un hermoso paisaje con lomas, palmeras y moais, y un ambiente único de relajo. Se encuentra a 18 kilómetros de la ciudad de Hanga Roa, la principal de la isla, por lo que se puede llegar en vehículo, moto o bien bicicleta. En este último medio de transporte toma dos horas aproximadamente, así que si te inclinas por esta opción es mejor que te asegures de tener una buena condición física.

Ovahe

Dicen que es la playa favorita de los Rapanui, porque no es tan concurrida y masiva como Anakena. Y para los turistas también es una buena opción, pues su arena fina y de color rosado y aguas color turquesa no pasan inadvertidas. Eso sí, este balneario ubicado a media hora desde Hanga Roa no es recomendable para niños, debido a su fuerte oleaje.

Las Tijeras
Está ubicada en Isla Dama, frente a Punta de Choros, 114 kilómetros al noroeste de La Serena. Perteneciente a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, esta playa es ideal para disfrutar un momento de relajo, por sus aguas transparentes y apacibles. Además, es perfecta para los amantes de la naturaleza, pues es posible realizar buceo por su buena visibilidad para apreciar el ecosistema marino. Cabe señalar que las costas chilenas cuentan con la mayor concentración de peces en el mundo, por lo que nadar en sus aguas es una experiencia única.

Totoralillo

Esta playa de arenas blancas y aguas color esmeralda es parte de una pequeña y muy bonita península emplazada 15 kilómetros al sur de Coquimbo. Además de un relajante baño en sus relajantes aguas, entre sus actividades se cuentan la natación, la pesca, el buceo recreativo y el surf. En esta zona se puede acampar u optar por cabañas matrimoniales, que cuentan con restoranes y otras instalaciones.

 

Playa Blanca

Ubicada entre Tongoy y Guanaqueros, esta playa de 500 metros es conocida por ser una de las favoritas de las familias del sector y una de las más bellas de la Región de Coquimbo. Además de nadar en sus aguas, se puede practicar buceo y pesca en la orilla. Una buena opción para dormir es el Camping de Playa Blanca, además de cabañas.

 

Cabe señalar que tras el terremoto que afectó las zonas centro-sur del país, el turismo en Chile se encuentra funcionando en perfectas condiciones, ya que la gran mayoría de sus destinos más visitados se encuentran prácticamente intactos. De hecho, sólo dos de las regiones del país resultaron más impactadas por el sismo.