Hanga Roa

Es el único centro poblado, punto de partida de la experiencia rapanui, todo un universo en medio del océano Pacífico, una mezcla de turistas y nativos.

lunes, 13 de julio de 2009 Categoría: Destinos Top
Hanga Roa (Photo:TurismoChile)

Con igual frecuencia se escucha allí la legua pascuense, el inglés o el español. La tranquila localidad, que hace las veces de puerto, alberga el 90% de la población, algo menos de 5000 personas, y cuenta con tantos servicios básicos que no hay necesidad de acordarse del continente.

Ubicada al oeste de la isla, posee una calle principal en dirección norte-sur, la avenida Atamu Tekena llamada así en honor a un héroe local. Esta calle es el centro de la ciudad, posee muchas tiendas, hoteles, restaurantes, el único supermercado de la isla y la farmacia. En la intersección con Te Pito o Te Henua, se ubican los edificios públicos y el resto del comercio.

Al norte de la ciudad, en la zona de Tahai, se encuentra el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert, sitio que recopila, conserva e investiga la herencia patrimonial de la Isla de Pascua y su pueblo originario. Con este propósito, el MAPSE resguarda una colección arqueológica y bibliográfica especializada.

Otro sitio de atención es la Caleta Hanga Piko, muelle principal y caleta de pescadores. En este mismo sector se encuentra el Ahu Riata, que es un complejo arqueológico restaurado en 1998. Este lugar se ilumina de noche, mientras aparecen las tortugas en la orilla del mar en busca de comida. Se ven desde botes pesqueros a yates. De acá sale el atún fresco, pescado que se puede paladear fácilmente en la empanada típica isleña.

Hay que dar una vuelta por el mercado artesanal para comprar collares de conchitas o figuras mitológicas de la rica tradición pascuense talladas en madera. La iglesia local también es punto de atención cuando se celebran las misas con cantos pascuenses, mientras las figuras del recinto religioso mezclan símbolos cristianos con los propios de la isla.

Atractivos turísticos aledaños

Orongo, Nido del Hombre Pájaro

Este es el lugar de la leyenda del pájaro sagrado y de la competencia de los nativos que querían ser el Hombre Pájaro.

Es uno de los sitios con mayor tradición de la isla. Desde su costa se realizaba el torneo tradicional para elegir al Hombre Pájaro, Tangata Manu. Durante dos siglos este fue el mayor honor al que podía aspirar un rapanui y exigía nadar hasta Motu, una enorme roca cercana, donde el Manutara o pájaro sagrado depositaría el primer huevo en el promontorio de laja de basalto. Quien lo trajera intacto de vuelta se cubriría con los máximos honores.

Actualmente la aldea ha sido reconstruida  y es un complejo arquitectónico de piedra superpuesta en donde esperaban los aspirantes a Tangata Manu. Destaca el sector  Mata Ngarahu, donde se pueden encontrar cientos de petroglifos de figuras como Tangata Manu (Hombre pájaro), Make-Make (Dios), Komari (Vulva como símbolo de la fertilidad), entre otros.

Parque Nacional Rapa Nui

Casi la mitad de la superficie de la isla es sitio protegido por Conaf. Corresponde a 7.130 hectáreas y contiene la mayor concentración de patrimonio arqueológico de la isla. Declarado en 1935 espacio de preservación natural y cultural, tiene entre sus atracciones los moais y varias especies de aves típicas de la isla.

Naturaleza

A pesar de cierta disminución en los últimos años, es posible encontrar aves marinas que viven o llegan a anidar en ciertas épocas del año a los acantilados o islotes (Motu) que rodean la isla. Entre ellas: makohe (Fregata minor), tavake (Phaenton rubricauda), kena (Sula dactylatra), y kuma (Puffinus nativitatis). Los peces constituyen otro grupo de gran atractivo, al tiempo que los actuales animales terrestres son escasos y en su mayoría han sido introducidos desde fines del siglo pasado y comienzos del presente. Entre las aves destacan perdices, gorriones, palomas y tiuques.

Arqueología, El Camino del Moai

Por toda la isla se pueden visitar los casi 900 moais existentes, junto a una diversidad de sitios arqueológicos destinados a propósitos rituales, agrícolas, alimenticios o de vivienda.

img_banner