Panoramas infantiles

Santiago para niños

Montañas rusas, ciencia interactiva y contacto con animales son algunos de las actividades que ofrece la capital chilena para los turistas con hijos.

jueves, 15 de abril de 2010  
Santiago para niños El Museo Interactivo Mirador (MIM), el más grande y moderno complejo de entretención cultural en Chile

Otros idiomas

Los niños son importantes en Santiago. Sus risas y juegos resaltan entre la rutina diaria de la ciudad. Por lo mismo, la capital chilena ofrece variadas opciones de recreación para los más pequeños. Parques de diversiones con modernas atracciones mecánicas; zoológicos para acercarse a la vida silvestre o simplemente un paseo en bicicleta por un lindo parque, son sólo algunas de las actividades que los más pequeños pueden realizar en la ciudad de forma segura.

 

Aventura animal


Los zoológicos son una de las salidas favoritas de los niños en todo el mundo. En la capital, el más concurrido es el Parque metropolitano de Santiago, que recibe másd e 800 mil personas al año. Está emplazado en 722 hectáreas de áreas verdes en las faldas del Cerro San Cristobal, que domina la capital desde el centro.

 

Sus instalaciones cuentan con más de mil animales de 158 especies distintas, tanto autóctonas de Chile como del exterior. Lo mejor es que los visitantes pueden no sólo entretenerse, sino también aprender a través de charlas y exhibiciones de especies como el cóndor andino y el guanaco.


Otro panorama animal es el Buin Zoo, ubicado en las afueras de Santiago, en la comuna de Buin. Con un sinfín de atracciones como el 
antropodario, aviario y un zoológico de animales pequeños llamado Baby Zoo, este zoológico se ha transformado en uno de los lugares predilectos por las familias los fines de semana. Durante el verano también ofrecen recorrido nocturnos, para observar el comportamientos de los animales en la noche. Una buena alternativa para llegar a este lugar es es a través del Metrotren que cada media hora desde la Estación Central de Santiago. El viaje dura apenas 25 minutos.

La Granjaventura, ubicada en la cordillerana comuna de La Reina en Santiago, es otra alternativa. En el lugar es posible interactuar directamente con animales de granja, tales com o caballos, vacas, ovejas, burros, alpacas, cabras, avestruces, conejos, gallinas y patos. Además, ofrecen un servicio para celebrar cumpleaños.


Cultura para los pequeños

 

Los grandes centros culturales de la ciudad también tienen opciones infantiles, como el caso de la Biblioteca de Santiago, que cuenta con salas destinadas para niños de hasta 8 años ideales para jugar y aprender. El edificio, que se encuentra en el Barrio Quinta Normal, en el poniente de la ciudad de Santiago, alberga más de 300 mil libros, además de además películas, discos de música y computadores con acceso a internet.

 

El Planetario de Santiago es otro lugar ideal para los chicos. Construído en la década de los 80, este espacio se ha transformado en un clásico de paseos familiares y escolares. Mediante historias didácticas se exponen contenidos educativos relacionados con la astronomía y la creación del universo. Está ubicado al interior del campus de la Universidad de Santiago y puedes llegar en Metro.

Pero sin duda uno de los panoramas preferidos por los niños en Santiago es el Museo Interactivo Mirador (MIM), el más grande y moderno complejo de entretención cultural en Chile. Y no sólo por sus contenidos, sino por su original propuesta educativa que permite a los visitantes interactuar con las diversas exhibiciones relacionadas con la mecánica, la biología, la física, la historia y el arte. Este moderno complejo educacional fue inaugurado el año 2000 y cada mes recibe a cerca de 50 mil visitantes.


Una opción similar es el Museo Artequin, un espacio que busca que tanto los niños como los adultos se acerquen al mundo del arte mediante reproducciones pictóricas y escultóricas del arte occidental, juegos interactivos, visitas guiadas y talleres. Está situado en el hermoso edificio Pabellón París, declarado Monumento Nacional, en el corazón del Parque Quinta Normal.

Montañas rusas y autos chocadores


Y si hablamos de diversión, los 
parques recreativos no pueden quedar fuera de esta selección. Uno de los recintos más visitados por chilenos y extranjeros es Fantasilandia, el mayor marque de diversiones en el país. Con ocho hectáreas emplazadas el tradicional Parque O’Higgins, el recinto ofrece más de 34 juegos para la diversión de grandes y chicos, entre los que destacan la Montaña Galaxy, Extreme Fall, Botes chocadores y la Casa del Terror. 

Otra alternativa son los parque de diversiones in-door Happyland, ubicados en los principales malls del país. 
Autos chocadores, juegos mecánicos y de video; simuladores y el entretenido bowling, son los principales juegos que posee para los niños y no tan niños que quieran divertirse una tarde en familia.

En tanto,
 Mampato es una alternativa segura para que los niños disfruten de una jornada agradable con juegos livianos y diversos, especialmente hechos para menores de 10 años. La casa del terror, rueda panorámica y autos chocadores son algunos de los 16 juegos que se pueden encontrar en este recinto con sedes en tres comunas de la capital. Acá también celebran cumpleaños previa reserva.

Adrenalina al 100%


Una buena oportunidad para que tu hijo viva al máximo su tarde recreativa es el karting, con el cual experimentará el vértigo y adrenalina del automovilismo profesional. Pueden practicarlo en GoKarts, ubicado en la comuna de Las Condes, o bien en Pro Kart, en las Terrazas de Lo Matta, en la misma comuna. 

Ahora, si quieres algo más extremo, puedes correr con pistolas de pintura y esquivar a tus enemigos con el paintball: un área demarcada y adaptada con trincheras, barricadas y distintos tipos de obstáculos naturales donde se realiza un combate con 
pistolas de aire comprimido y balas de pintura. Acá, la destreza, agilidad, rapidez y trabajo en equipo son fundamentales para derrotar al contrincante. 

Se puede practica con la empresa Wargames en las comunas de 
Lo Barnechea, La Florida o donde quieras gracias a sus canchas transportables.

img_banner