Guía de Atractivos

Esquí en Chile

Cerca de Santiago se encuentran tres de los más grandes centros de esquí del hemisferio sur.

viernes, 17 de julio de 2009 Categoría: Centros de Esquí
Centro de Esqui  la Parva La Parva (Photo:Revista Placeres)

En temporada de invierno, entre los meses de junio y septiembre, aumenta el número de visitantes extranjeros, entre ellos los principales equipos europeos de competición de esquí.

Una veintena de centros turísticos de montaña se distribuyen desde el Valle Central a la Patagonia. La oferta es variada en los faldeos de Los Andes: hoteles de categoría, variedad y calidad en las pistas de esquí, facilidades para arrendar equipos, buenos restaurantes y cálidas cafeterías.

El número de pistas y extensión de sitios para esquiar ha ido en aumento. Dentro de la oferta, hay centros invernales muy sofisticados que tienen sobrevuelos en helicóptero para posarse en las cumbres y permitir que avezados esquiadores desciendan por la nieve virgen. Otros centros disponen de paseos en motos de nieve y de baños termales al aire libre, mientras copos de nieve caen sobre las cabezas.

Esquiadores tradicionales y  snowboarders ocupan un importante espacio en la oferta invernal. En la actualidad casi todos los centros tienen pistas exclusivas para tablas, con modernos snowparks, mientras los  DJ’s colocan música en vivo con hermosas vistas hacia los valles lejanos.

Sin esquíes y sin bastones,  las montañas blancas bajo el sol y la sonrisa de los niños jugando con la nieve ya son un motivo suficiente. Y todos los veranos los centros de montaña se abren para  cabalgatas, trekking, expediciones espeleológicas o descensos en bicicleta.

Destinos de esquí

El Arpa. A 108 kilómetros de Santiago y a 43 de Los Andes, El Arpa es pura nieve virgen, sin pistas ni andariveles, y dos snowcats que permiten esquiar con vista al Aconcagua. El Arpa es obra de Toni Sponar, un octogenario austriaco que en la década de los 50 llegó a Chile y se enamoró de Los Andes. Compró dos mil hectáreas de montaña y, sin más capital que su sueño, se lanzó a construir su propio centro, tarea que tres décadas después aún no logra concluir. 

La Parva. A 42 kilómetros de Santiago, La Parva fue fundada por los franceses residentes en Chile. Se caracteriza por su ambiente familiar y una montaña que permite un esquí intenso y entretenido. Emplazada hacia el norte, sus pistas reciben sol todo el día, algo que se agradece especialmente en invierno. Es lugar de entrenamiento de equipos internacionales de esquí y se destaca por suaves lomajes y amplios bowls, además de verticales chuts. En 2009 será sede de una fecha de World Xtreme Skiing Tour. 

El Colorado.  Son casi mil hectáreas para la práctica de esquí, sumando las de Farellones, que depende del mismo Centro. Debe su nombre a un cerro cónico de amplias laderas y suaves pendientes suaves. Ideales para aprender son las pistas Colorado Chico 1 y 2, que disponen de andariveles  de arrastre fáciles de usar. Luego están todas las pistas intermedias, como Cóndor y León, que definen el estilo ágil y competitivo del centro. Más habilidad y experiencia exigen La Cornisa y Cono Este; pistas que, respectivamente, miran al oriente y al sur  y ofrecen una nieve más seca. Para dormir en El Colorado hay cómodos hoteles, cabañas, refugios y departamentos. La oferta gastronómica va desde comida rápida hasta sofisticada comida internacional.

Valle Nevado. Siguiendo la Ruta G-21, o Camino a Farellones, Valle Nevado se encuentra a sólo 60 kilómetros del aeropuerto de Santiago. Se trata, en definitiva, de un moderno complejo hotelero diseñado por el arquitecto chileno Eduardo Stern, quien reprodujo el estilo galo de Les Arcs. Valle Nevado suma tres hoteles y dos edificios departamentos, además spa & fitness center, minimarket, boutiques y varios restaurantes. Perfecta es su nieve con exposición sur-oriente, característica que permite su mejor conservación.

Portillo: Es uno de los centros de esquí más antiguos y prestigiosos del continente. Incluso estas pistas, aledañas a la bella laguna del Inca, fueron sede de un campeonato de esquí mundial en 1966. Cuenta con nieve en polvo, pistas especiales para la práctica de snowboard y también el clásico Gran Hotel de Portillo. El centro está a 164 kilómetros de Santiago y se accede por la ruta 57.

Nevados de Chillán. A los pies del cordón Nevados de Chillán , este gran centro de esquí es célebre por  todo su extraordinario terreno fuera de pista. En Nevados de Chillán nueve andariveles conectan 28 pistas bien aplanadas con más de mil metros de desnivel. En la cima, una extraordinaria vista en 360 grados incluye  una privilegiada vista del volcán Antuco, de la majestuosa Sierra Velluda y del volcán Domuyo, en Argentina. Muy cerca se encuentra Las Trancas, una pequeña villa andina con  hoteles y cabañas emplazadas entre bosques, cascadas y acantilados.   Las opciones son múltiples: circuito para practicar esquí nórdico y otro para andar en motos de nieve, remozado snowpark y tobogán de nieve. Además, el gran hotel Termas de Chillán, con casino incluido.

Antillanca. Situado en el Parque Nacional Puyehue. Con imponentes volcanes y misteriosos bosques que parecen sacados de un cuento. El Centro de Esquí Antillanca fue fundado en 1945. Con el tiempo se ha transformado en uno de los mejor equipados del sur del país.  Hay restaurante y cafetería, y un cálido hotel. Ofrece 400 hectáreas de terreno esquiable, destacando las zonas aledañas al volcán Casablanca y, especialmente, el imponente Cerro Hayque.

Corralco.
Cada día más de moda, ofrece la posibilidad única de esquiar entre araucarias. Tiene un lodge y una pequeña cafetería, también guardería infantil, posta de primeros auxilios y ski shop. Además ofrece una telesilla doble y nueve pistas; de ellas, Pudú y Huemul, la más larga, son para principiantes. Puma y Cóndor para esquiadores con más experiencia. El centro sólo funciona los fines de semana y, desde septiembre, también los viernes. Notable aventura es montarse en el pisanieve para bajar esquiando desde el cráter Navidad.

Cerro Mirador. A sólo 15 minutos de la Plaza de Armas de Punta Arenas. Se trata del centro más austral de Chile y se puede esquiar mirando hacia el Estrecho de Magallanes y Tierra del Fuego. Administrado por el Club Andino de Punta Arenas, son 18 hectáreas al interior de la Reserva Nacional Magallanes. Se esquía entre árboles, mientrasuna telesilla biplaza y un andarivel de arrastre conectan sus 14 pistas. Cuenta además con cafetería, guardería infantil y escuela para niños.