Vivienda

En Chile hay alojamiento para todos los gustos. Desde casas y departamentos hasta habitaciones simples.

viernes, 17 de julio de 2009  
Santiago Santiago (Photo:Revista Placeres)

Chile tiene una de las políticas de vivienda más exitosas del mundo. Actualmente, siete de cada diez chilenos son propietarios de hogares y desde 1990 se redujo el déficit habitacional a la mitad, con la construcción de casi dos millones de viviendas. El país se ha convertido en un modelo para muchos otros países.

Los extranjeros que arriban al país no tienen restricciones para adquirir propiedades.

Las ofertas de residencias en Chile son variadas, también lo son los valores. En Iquique, una ciudad portuaria del norte se puede arrendar una casa por unos 150 mil pesos, algo así como 265 dólares. En Santiago, por el mismo precio, se puede arrendar un estudio o un departamento de una o dos habitaciones. Pagando cuatro veces más se puede optar por una casa grande, con piscina y jardines.

Con todo, las ciudades chilenas están entre las más económicas del mundo para vivir. Un estudio de Global Property Guide, que considera a 112 urbes del mundo, calificó a Santiago como la décima más barata en términos de metro cuadrado y la sureña Concepción logró el tercer lugar.

Alojamiento para estudiantes

Estudiar en Chile es uno de los motivos que trae al país a numerosos extranjeros. Algunos son acogidos en casas de familias y prácticamente se convierten en otro hijo o hija del hogar por una temporada.

Estas familias, constituidas por profesionales de clase media, están dispuestas a ser anfitrionas a cambio de una entrada económica para la casa, un contacto cultural interesante y un gasto menor para el estudiante extranjero que, además, accede a una situación de seguridad y orientación cercana para su integración.

La red social de estudiantes y profesores, así como el contacto con otros chilenos, permite informarse en Chile, o incluso desde el extranjero, acerca de estas familias.

También existe el sistema de pensiones o residenciales, donde el visitante puede arrendar una habitación en un barrio cercano al lugar de trabajo o estudio. Housing in Chile y Contact Chile y son dos sitios web que entregan diversas ofertas en este rubro.

Otra opción son los apart-hotel, que ofrecen departamentos amoblados e independientes por períodos largos; además, por supuesto, de los hoteles tradicionales cuyo nivel de calidad, comodidades y precios está sugerido por su calificación en números de estrellas.

Es útil saber, para usar sin contratiempos los equipos electrónicos que pudiera traer, que la corriente eléctrica de uso doméstico en Chile es de 220 V. Se recomienda traer adaptadores o adquirirlos en tiendas electrónicas en Chile.

En plan familiar

Si la permanencia es más prolongada y en plan familiar, hay departamentos nuevos, de diversos tamaños, y casas en barrios residenciales. Una buena alternativa son los condominios, con sus reglas comunitarias internas de seguridad, servicios y recreación.

Si se busca contacto con la naturaleza sin alejarse demasiado de la ciudad, se puede optar por casas en la costa o en la montaña, generalmente disponibles a bajos precios fuera de temporada turística.

En Chile hay una extensa clase media y sus barrios en general son seguros. El residente, chileno o extranjero, debe tomar las precauciones lógicas de cualquier persona en cualquier parte del mundo para evitar problemas de seguridad. Además, la policía del país cuenta con el respeto de la población y un prestigio que la hace plenamente confiable.

img_banner