¿Cómo se consigue la residencia en Chile?

viernes, 17 de julio de 2009  
 

La legislación chilena contempla cuatro tipos de residencia temporal: sujeta a contrato; temporaria; de estudiante; y refugio y asilo político.
La residencia temporal es un permiso que habilita a un extranjero a trabajar en Chile, aunque exclusivamente con el empleador que suscribiera el contrato que originó su visación. Esta visa tiene una duración de hasta dos años y puede prorrogarse indefinidamente. Los extranjeros que se quedan dos años con este tipo de residencia ya pueden solicitar su permanencia definitiva. Se debe tener presente que la visa de residencia habilita para trabajar solamente una vez que se encuentra estampada en el pasaporte, y que el finiquito de contrato origina la caducidad inmediata  de la visa.

La residencia, además, tiene un costo que depende de la reciprocidad internacional; esto es, que los costos de estos permisos en Chile son similares a los que incurre cualquier chileno al solicitar un permiso de residencia de similares características en el país de donde provenga el solicitante .