5 jóvenes chilenos destacados por el Instituto Tecnológico de Massachusetts

5 exitosos e innovadores jóvenes chilenos han decidido emprender por su cuenta y crear aplicaciones y softwares que buscan mejorar la calidad de vida de las personas.

Twitter Innovadores 35
Twitter Innovadores 35

La edición en español de la revista MIT Technology Review ha concluido su selección de 35 innovadores latinoamericanos menores de 35 años, quienes trabajan en nuevos proyectos e ideas que mejorarán nuestra manera de vivir y trabajar a futuro. En esta edición, 5 jóvenes chilenos se han destacado por sus diversos avances tecnológicos y su aporte al bienestar mundial.

Barbarita Lara

Ha logrado combinar una aplicación móvil con ondas de radios que permiten enviar alertas a los ciudadanos bajo situaciones de emergencias o desastres naturales, sin la necesidad de tener acceso a internet o redes móviles. Motivada por los frecuentes temblores que nos afectan, y habiendo sido testigo de cómo los servicios de conectividad fallan durante estas catástrofes, es que Barbarita decidió poner manos a la obra en este proyecto y así facilitar la evacuación, comunicación y en general, el protocolo de emergencia a nivel nacional.

Su aplicación, la cual lleva el nombre de SiE ha contado con apoyo del gobierno chileno y grandes empresas privadas, y actualmente se encuentra en conversaciones con la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI) para poder salir al mercado de manera oficial.

Pedro Aguilera

Buscando prevenir las úlceras por presión y aspirando a mejorar la vida de las personas en silla de ruedas, es que Pedro creó la app Prev UPP. Para el correcto funcionamiento de la aplicación, se utiliza una especie de cojín que dispone de diversos sensores colocados en zonas estratégicas del cuerpo, sobre la cual el paciente se sienta. A través de este mecanismo, la app es capaz de detectar los cambios en la presión y enviar los datos al móvil del paciente, generando una alerta en caso de documentar alguna alteración.

Actualmente la app está siendo probada por un grupo de pacientes, para luego poder hacer las modificaciones y estudios pertinentes antes de lanzarla masivamente al mercado. Un proyecto inspirado por su experiencia personal como persona en silla de ruedas, que busca mejorar la calidad de vida de miles.

Emmanuel Massenez

Debido a la creciente tendencia de las personas a realizar sus compras a través de internet, diversas empresas pequeñas o “pymes” se han visto afectadas, reduciendo así su producción y sus ventas. Es por esto que Massenez decidió crear “Arara”, un servicio que dota a los pequeños comercios con las herramientas que poseen grandes compañías.

Su objetivo principal es mejorar la productividad y mantener estas compañías actualizadas con lo que pasa en el mundo digital, esto lo logra a través de una plataforma de software que proporciona analiticas sobre el comportamiento de los consumidores y la eficacia de las acciones de marketing; permitiendo acercarse a los clientes de forma eficaz y personalizada.

Iván Páez

“Kappo Bike” es una aplicación ya conocida por los aficionados de la bicicleta, la cual busca convertir a grandes ciudades en lugares más agradables para vivir y desplazarse, a través del uso de este método de transporte.

Su app consiste en un juego que busca motivar a los usuarios a utilizar sus bicicletas como transporte de forma diaria, y además registra sus desplazamientos. Lo que pocos saben, es que la aplicación recopila estos datos y a través del análisis de estos se puede determinar el uso real de las calles y avenidas, facilitando la mejora de las vías exclusivas. Actualmente, este emprendimiento busca involucrar a las empresas para incentivar el uso de la bicicleta en sus empleadores, a través de la creación de competencias y concursos.

A la fecha, Kappo es utilizado en alrededor de 50 países, y ha establecido convenios con diferentes ciudades (dos de ellas en Dinamarca) con el propósito de mejorar las vías y hacer de esta actividad una experiencia más agradable.

Komal Dadlani

Tanto Chile como el resto de los países de Latinoamérica poseen un alto porcentaje de analfabetismo científico en comparación a otros países, esto puede deberse al énfasis teórico de esta disciplina, junto con el alto costo de laboratorios óptimos. Con el propósito de revertir esta situación es que Dadlani decidió sacarle provecho a las características propias de los smartphones y tablets para crear un laboratorio portátil.

A través del uso del el acelerómetro, el giroscopio, el magnetómetro y la cámara de fotos propios de cada aparato, es que Lab4U busca acercar a los jóvenes a la ciencia, a través de pequeños experimentos prediseñados.

Actualmente, ya se ha lanzado un proyecto piloto en instituciones en Chile, Estados Unidos, Emiratos Árabes y México, y se prevé que se siga expandiendo, incluso a colegios que no cuenten con acceso a internet, haciéndola una herramienta altamente inclusiva.