En mina San José

Tecnología y prácticas de rescate de alta complejidad emplea Chile en salvamento de trabajadores

Los 33 obreros reciben consejos de submarinistas de la Armada de Chile y astronautas de la NASA mientras se prepara una perforadora de US$ 5 millones para sacarlos de las profundidades de la tierra.

viernes, 27 de agosto de 2010  
Imágenes: gentileza LUN

Un operativo de salvamento sin precedentes es el que se realiza en el norte de Chile para rescatar a los 33 trabajadores atrapados a unos 700 metros de profundidad en un yacimiento de oro y cobre ubicado cerca de la ciudad de Copiapó, en el desierto de Atacama, aproximadamente 800 kilómetros al norte de Santiago.

Desde que el domingo 22 de agosto fuesen encontrados con vida en las profundidades del mineral tras 17 días de búsqueda, las autoridades no han escatimado en esfuerzos humanos y materiales para mantener en buenas condiciones físicas y psíquicas a los obreros, uno de los cuales es de nacionalidad boliviana.

Entre los múltiples especialistas que han llegado a la mina San José, se halla el comandante en jefe de la Fuerza de Submarinos de la Armada de Chile, el comodoro Ronald van der Werth, para quien lo fundamental en condiciones de confinamiento es mantenerse ocupado, desarrollar una rutina diaria, dosificar trabajo y descanso e incluir actividades recreativas, además de asegurar comunicación con la familia y em mundo exterior.

En declaraciones que reprodujo el diario El Mercurio de Santiago, el alto uniformado –líder de un equipo integrado por un ex comandante de submarino, un médico especialista en sumersión, un suboficial mayor y un enfermero especialista- expresó: “(Los mineros atrapados) deben saber lo que está ocurriendo, las noticias que están pasando, incluso los resultados del fútbol y las cosas de la vida normal. No debemos olvidar que éste es un evento de largo aliento”.

Así como desde las profundidades de los océanos han aparecido ejemplos de solidaridad con los mineros, también los han llegado desde más allá de la estratósfera. Desde la Estación Espacial Internacional, el astronauta japonés Soichi Noguchi envió a través de su cuenta de Twitter (@Astro_Soichi) una imagen de la zona donde se encuentra el yacimiento. En tanto, su colega José Hernández (@Astro_Jose) aportó: “Nuestros pensamientos están con los 33 mineros que están atrapados en Chile. Esperemos que la tecnología de la NASA los pueda ayudar”.

“Áreas donde tal vez podemos ayudar es en ayuda psicológica de los atrapados y sus familias, comidas deshidratadas, bebidas con electrolitos y sodio”, añadió Hernández, En su último mensaje, confidenció que este viernes se reunirán el director de la NASA, Charlie Bolden, con el embajador de Chile en Estados Unidos, Arturo Fermandois, para “formalizar la posible colaboración” de la oficina en el rescate de los mineros.

Para el rescate propiamente tal, en tierra la minera estatal Codelco ha facilitado una perforadora australiana de US$ 5 millones y 30 toneladas de peso, de la que sólo existen 10 ejemplares en todo el mundo: la Raise Borer Strata 950, la cual construirá un ducto recto de entre 66 y 70 centímetros a razón de hasta 15 metros por día hasta el refugio donde se encuentran los 33 trabajadores.

En la antesala de la operación de la gigantesca máquina, un brazo robótico ayudará a abrir un ducto piloto con equipos de precisión que utilizan el sistema de perforación direccional, que podría avanzar hasta 25 metros por jornada.

Para ubicar a los sobrevivientes, las labores de sondaje fueron clave y en ellas se han empleado dos tipos de tecnología: seis sondas de aire reverso, que ya completan 7.200 metros, y tres diamantinas, que suman 1.000 metros de perforación, de acuerdo a los antecedentes entregados por el diario La Tercera.

Según publicó el matutino de Santiago, en los primeros días de la emergencia se gastaron hasta 600 mil litros diarios de agua. Posteriormente, se han empleado 10 mil litros diarios de diésel (gasóleo) para 12 torres de iluminación, cuatro camiones aljibe, dos grupos electrógenos, tres camiones pluma y 12 torres de iluminación.