Data de hace 12 mil años

Hallan en el desierto de Chile la mina más antigua de América

Sitio arqueológico ubicado en la Región de Antofagasta pone en entredicho las teorías sociales de los cazadores y recolectores prehistóricos.

lunes, 13 de diciembre de 2010  
La costa de Taltal, cerca de la mina. La costa de Taltal, cerca de la mina.

Más antigua que la cultura de Egipto, el descubrimiento de una mina en la ciudad de Taltal, 1.100 kilómetros al norte de Santiago, ha sorprendido al mundo arqueológico, ya que demuestra que hace 12 mil años la cultura Huentelauquén trabajaba intensamente el óxido de hierro tanto como pigmento para el teñido como para sus ritos religiosos.

 

La información fue dada a conocer recientemente por el diario chileno El Mercurio, medio al cual el jefe del equipo de investigación, el profesor de la Universidad de Chile Diego Salazar, subrayó la importancia del hallazgo: “Esto demuestra que los seres humanos de la prehistoria contaban con una estructura menos básica de lo que se pensaba hasta ahora”.

 

La conclusión, compartida tanto por expertos locales como internacionales, abre nuevas líneas de investigación, ya que se pensaba que las sociedades de cazadores-recolectores ubicados en el desierto de Atacama llevaban vidas migratorias y con poca estructuración.

 

Sin embargo, encontrar no sólo una mina que requiere una sistematización para su uso, sino que 2.000 toneladas de pigmento de óxido de hierro, señala claramente que la forma de vida era bastante distinta a como se pensaba.

 

“El hecho de que hayan explotado la mina indica la importancia que tenía lo religioso en su modo de vida, porque el óxido de hierro no se comía, no se vendía ni se compraba”, lo que da a entender que la ritualidad pareciera haber ocupado un lugar importante en su organización.

 

El cambio en el análisis no sólo deberá hacerse a las culturas pertenecientes a la zona de Taltal, sino que a todas las de características similares existentes en el continente, aspecto que intensifica la importancia del hallazgo.

 

La mina, que implicó el procesamiento de 700 metros cúbicos de roca con martillos de concha y piedra, había sido descubierta hace poco más de dos años, pero la certeza de su antigüedad sólo pudo corroborarse en diciembre de 2010 gracias a exámenes realizados en laboratorios de Estados Unidos y Polonia.

 

El yacimiento fue bautizado como San Ramón 15 y, de acuerdo a las investigaciones, fue trabajado en dos períodos: hacia el año 10.000 A.C, y alrededor del 2.000 A.C. Se trata de la mina más antigua de América, ya que el descubrimiento de mayor data -hasta ahora- se había llevado a cabo en Estados Unidos y se situaba en el 2.500 A.C.