Celebración popular

Fiestas tradicionales de Chile - Fiesta de La Tirana

Cada julio, un pequeño pueblo del norte de Chile se convierte en una gran fiesta popular de más de 200 mil devotos y turistas, que fusiona el fervor católico con las coloridas tradiciones andinas. La Tirana es una experiencia única para quienes quieran vivir en carne propia la cultura del altiplano.

viernes, 29 de abril de 2011  

La Tirana es la más célebre de las fiestas religiosas del norte de Chile. También es una de las más coloridas y masivas. Se organiza entre el 12 y 18 de julio en el pueblo de la Tirana, a 72 km. al sureste de la ciudad de Iquique (desde donde parten buses a la fiesta) y a 20 km. de Pozo Almonte, en el norte de Chile.

 

Se trata de una fiesta andina camuflada de celebración católica. Esto porque a pesar de ser en honor a la Virgen del Carmen, está cargada de simbolismos y tradiciones indígenas, como colorados demonios y bailes precolombinos.

 

El pueblo de la Tirana tiene su propio encanto típico del altiplano. La actual iglesia de La Tirana se construyó a principios del siglo XX, luego de que la original fuera destruida por dos terremotos ocurridos en 1868 y 1877.

 

Pero lo que más atrae turistas es la fiesta de La Tirana, cuando el pueblo pasa de un poco más de 500 habitantes a más de 200 mil que visitan a la virgen y celebran en su honor. Por lo mismo, conviene llegar algunos días antes del día de mayor celebración, el 16 de julio, para conseguir alojamiento. Aunque el pueblo carece de hoteles y hostales, muchos habitantes arriendan habitaciones e incluso sus casas a los visitantes.

 

Lo más llamativo de la celebración, además del ambiente festivo, son los bailes religiosos realizados por 207 cofradías procedentes del norte de Chile, Bolivia y Perú, cada una con sus propios ritmos y vestimentas. Por supuesto, no faltan las comidas típicas.

 

Pocas exhibiciones muestran tal despliegue de la riqueza y variedad de las culturas de Los Andes y su mestizaje con el cristianismo en un sólo lugar, por lo que es un destino imperdible para quienes visitan el norte de Chile en julio.

img_banner