La "Maravilla" del fútbol

Alexis Sánchez

Elegido por La Gazzetta dello Sport el mejor jugador de Italia, se convirtió en el primer chileno en el FC Barcelona.

viernes, 29 de julio de 2011  

Otros idiomas

Tan esquivo con los rivales como con los micrófonos y las cámaras, el delantero Alexis Sánchez constituye uno de esos casos extraordinarios dentro y fuera de la cancha, desde su dura infancia en una ciudad costera perdida en el norte de Chile hasta su aterrizaje en el mejor club del mundo, el FC Barcelona.

Fue larga la telenovela previa a enrolarse en el elenco catalán, pues para el Udinese de Italia no fue fácil desprenderse de quien el diario deportivo La Gazzetta dello Sport ungió como el mejor jugador de la Serie A en la temporada 2010-2011, por delante del portero brasileño Julio César y el atacante camerunés Samuel Eto'o.

Entre otras marcas, en casi un centenar de encuentros con el equipo franjeado consiguió una clasificación a la Liga de Campeones de Europa, cuatro goles en un mismo partido en sólo 52 minutos y convertirse junto con Antonio di Natale en la segunda dupla más letal en la historia del Calcio, por sobre Maradona y Careca.

La opinión de la prensa y la hinchada siempre fue una: Alexis estaba predestinado al éxito desde que con sólo 19 años defendiera a River Plate de Argentina o Colo Colo en Chile, cuando bajo la batuta de Claudio Borghi y junto a Matías Fernández y Humberto Suazo alcanzó la final de la Copa Sudamericana.

Pero la historia había comenzado en 2005, con el debut en el profesionalismo a los 16 años, defendiendo la camiseta de Cobreloa, vitrina que le permitió consolidarse como habitual seleccionado nacional. Fue precisamente en dicha calidad, en el marco del Sudamericano Sub-17 2005, que Udinese decidió contratarlo.

Con la Roja, Alexis ha hecho gala de su velocidad y habilidad con el balón pegado al pie en Sudáfrica 2010 y la Copa Mundial Juvenil Canadá 2007, en la que logró el bronce con compañeros que también se insertarían a la elite del fútbol, como Arturo Vidal, Gary Medel o Mauricio Isla.

De pequeño, tuvo como su ídolo a Marcelo Salas, a quien veía triunfar en Lazio e intentaba emular en las calles y polvorientos campos de su ciudad natal, Tocopilla, un puerto desde donde se embarca buena parte del cobre que se extrae desde la mina más grande del mundo, Chuquicamata.

Allí, en ese “rincón del diablo” enclavado entre el desierto de Atacama y el océano Pacífico, Sánchez nació el 19 de diciembre de 1988 y practicó sus primeros regates, los mismos que le valdrían el mote de “Dilla”, diminutivo de “ardilla” por su baja estatura y lo escurridizo, o las comparaciones posteriores con el portugués Cristiano Ronaldo.

Los medios luego le denominarían "Niño Maravilla" por su precoz éxito, aunque el apelativo ya se lo había ganado mucho más temprano y en el anonimato, cuando siendo muy pequeño alternaba la escuela con su trabajo como limpiador de automóviles para aportar al sustento de su madre Martina y sus tres hermanos.

Imagen: gentileza Comunicaciones ANFP

img_banner