Un techo para mi país

ONG solidaria chilena gana premio de derechos humanos Rey de España

Creada en 1997, entidad se expandió hace una década por Latinoamérica con soluciones habitacionales y oportunidades sociales.

miércoles, 28 de septiembre de 2011  
 

Por su “importante labor en la lucha contra la pobreza” y “nuevo formato de solidaridad activa donde los jóvenes son verdaderos actores sociales”, la ONG chilena Un techo para mi país se adjudicó el premio de derechos humanos Rey de España.

En la cuarta edición del concurso bianual, la casa monárquica reconoció el aporte del organismo nacido en Santiago en 1997 “involucrando a la sociedad en su conjunto en la tarea de construir una Iberoamérica más solidaria, justa y sin exclusión”.

También destacó la facilitación de una “vivienda digna y el acceso a oportunidades que les permitan mejorar su calidad de vida” a familias que viven en situación de pobreza en 19 naciones de la región, así como su “encomiable labor en Haití” tras el terremoto de enero de 2010, con la edificación de 10 mil hogares.

Un techo para mi país ha construido más de 70 mil viviendas de emergencia con la participación de 250 mil jóvenes voluntarios y de los colectivos en situación de vulnerabilidad movilizados.

El presidente de Un techo para Chile, el sacerdote católico Cristián del Campo, añadió que el organismo desempeña su labor a “partir de la catástrofe constante que suponen las más de 80 millones de personas que sobreviven en Latinoamérica con menos de un dólar al día”.

“La experiencia de nuestro trabajo en terreno nos ha hecho testigos de las violaciones a los derechos humanos y la falta de oportunidades que se dan todos los días, a vista y paciencia de todos nosotros, en el continente latinoamericano”, complementó el director social de la entidad, Maximiliano Pérez.

El concurso, convocado por el Defensor del Pueblo y la Universidad de Alcalá, estimula a organismos concentrados en “la defensa, promoción y realización de los derechos humanos y los valores democráticos, o que hayan impulsado la investigación o la puesta en práctica de programas de actuación dirigidos a promover estos valores”.

En esta cuarta edición, postularon al premio dotado con 30 mil euros 58 candidaturas, procedentes de Argentina, Chile, Perú, Bolivia, México, Colombia, El Salvador, Guatemala, Brasil, Honduras, Portugal, España, Republica Dominicana, Uruguay, Cuba, Panamá, Paraguay y Costa Rica.

Imágenes: cortesía Un techo para Chile

img_banner