ALMA en Atacama

Telescopio más poderoso del mundo inicia sus operaciones en Chile

Complejo acogerá en su debut un centenar de proyectos de investigación, uno de los cuales pertenece a la Universidad de Chile.

martes, 04 de octubre de 2011  
Telescopio más poderoso del mundo inicia sus operaciones en Chile Este tipo de vista de la galaxia de las Antenas era imposible de obtener con los telescopios que observan luz visible e infrarroja.

Emplazado en la inmensidad del desierto de Chile y a una altura de 5.000 metros sobre el nivel del mar en la cordillera de los Andes, el observatorio más complejo del mundo, el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), ha abierto oficialmente sus puertas.

Alrededor de un tercio de las 66 antenas de radio previstas de ALMA –por ahora ubicadas a solo 125 metros de distancia entre sí, aunque su separación máxima puede alcanzar los 16 kilómetros– conforman el creciente conjunto instalado actualmente en el norte del país.

"Estamos viviendo un momento histórico para la ciencia, en especial para la astronomía y tal vez también para la humanidad, ya que comenzamos a usar el mayor observatorio en construcción hasta la fecha”, dijo el director de ALMA, Thijs de Graauw.

ALMA observa la luz del Universo en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas, aproximadamente mil veces más largas que las longitudes de onda de luz visible, lo cual permite a los astrónomos estudiar objetos muy fríos en el espacio, como las densas nubes de polvo cósmico y gas donde se forman estrellas y planetas, así como objetos muy distantes en el Universo primitivo.

El proyecto es completamente diferente de los telescopios ópticos e infrarrojos. Es un conjunto de antenas interconectadas que funcionan como un solo telescopio gigante, capaz de detectar longitudes de onda mucho más largas que la luz visible. Por lo tanto, las imágenes que capta son bastante distintas a las antes conocidas del cosmos.

Si bien falta mucho para que el telescopio alcance todo su potencial, uno de los resultados de estas pruebas es la primera imagen publicada por ALMA: la galaxia de las Antenas, donde se descubrieron concentraciones de gas que constituyen una rica reserva de material para las futuras generaciones de estrellas.

La mayoría de las observaciones utilizadas para crear esta imagen de las galaxias de las Antenas se obtuvo usando solo 12 antenas interconectadas —muchas menos de las que se usarán para las primeras observaciones científicas— y con separaciones mucho menores entre ellas, por lo cual no es más que un atisbo de lo que está por venir. A medida que el observatorio crezca y se vayan incorporando nuevas antenas, aumentará exponencialmente la precisión, eficiencia y calidad de sus observaciones.

El equipo de ALMA ha trabajado intensamente en los últimos meses probando los sistemas del observatorio, preparándose para la primera ronda de observaciones, conocida como Ciencia Inicial, que pudo permitir alrededor de un centenar de proyectos de entre más de 900 presentados por astrónomos de todo el orbe.

Entre los proyectos elegidos para Ciencia Inicial está el de Simón Casassus, de la Universidad de Chile, que junto a su equipo usará ALMA para observar el disco de gas y polvo que rodea la joven estrella HD142527, que se encuentra a 400 años luz de distancia de la Tierra.

En 2013, ALMA será un conjunto de 66 antenas de radio ultra precisas que trabajará al unísono en una extensión de 16 kilómetros, construido por los socios multinacionales de Norteamérica, Asia y Europa, con la colaboración de Chile, cuyos científicos tienen por derecho propio 10% del tiempo de observación.

Imágenes: gentileza ESO

img_banner