Entregan en ausencia el premio Cervantes al chileno Nicanor Parra

Alejado de la ceremonia por su edad, el creador de la antipoesía encargó a uno de sus nietos recoger el galardón.

lunes, 23 de abril de 2012  
Entregan en ausencia el premio Cervantes al chileno Nicanor Parra Cristóbal Ugarte (a la izquierda) recibe de manos del príncipe de Asturias el reconocimiento a su abuelo. (Foto gentileza página oficial de la Casa de Su Majestad el Rey)

"Los premios son/ Como las Dulcineas del Toboso/ Mientras + pensamos en ellas/ + lejanas/ + sordas/ + enigmáticas”. Con mensajes como éste, el chileno Nicanor Parra agradeció el Premio Miguel de Cervantes, cuya ceremonia de entrega se efectuó este lunes en España.

Dados sus 97 años, el creador de la antipoesía declinó viajar a Madrid, por lo que encargó a su nieto Cristóbal Ugarte presentarse en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá ante los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, entre otras personalidades.

En su estilo, el artista solicitó una prórroga de un año para “pergeñar un discurso medianamente plausible”, pues “he llegado a la siguiente conclusión: hay que hablar por escrito. Yo demoro seis meses en armar un discurso que se lee en 45 minutos y que parece que estuviera improvisado”.

Respecto del galardón concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España y dotado con 125 mil euros, Parra escribió: "Los premios son para los espíritus libres/ Y para los amigos del jurado/ Chanfle/ No contaban con mi astucia”.

Cristóbal Ugarte reveló que “dejé a mi abuelo en su casa de Las Cruces, en la costa chilena, rodeado de libros. La mayoría de ellos son versiones y estudios del Quijote, pero hay también algunos libros de la biblioteca de Don Quijote, como, por ejemplo, los seis tomos de La araucana, de Alonso de Ercilla. Y hay varias enciclopedias abiertas sobre las mesas y los sillones, con las páginas más importantes señaladas con bolsitas de té en reciclaje”.

Según expuso el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, recordó que para Parra "la verdadera seriedad es cómica" y que “la antipoesía es una poesía irreverente que cuestiona el statu quo con aspereza y a veces con sorna, pero que no lo hace por capricho".

Por su parte, el príncipe Felipe de Asturias aseguró que Miguel de Cervantes vería en el chileno "un espíritu afín, un poeta desnudo de adornos, con atuendo de vecino de Chillán” y celebraría el reconocimiento dándole la bienvenida como "colega" y "raro inventor".

Entregado a “los escritores que contribuyen con obras de notable calidad a enriquecer el legado literario hispánico”, el Cervantes se otorgó por primera vez en 1976 a Jorge Guillén y desde entonces han sido 35 los galardonados, entre ellos Jorge Luis Borges, Octavio Paz, Adolfo Bioy Casares y Mario Vargas Llosa.

El poeta, cuentista y ensayista nacido en San Fabián de Alico en 1914, además de licenciado en Ciencias Exactas y Físicas de la Universidad de Chile, es el tercer escritor chileno que recibe el denominado “Nobel de las letras hispanas”, tras Jorge Edwards (1999) y Gonzalo Rojas (2003).

Imagen exterior: cortesía Dibam

img_banner