Pabellón de Chile en la Bienal de Venecia cautiva al público y la prensa

Con 11 toneladas de sal, el espacio acapara la atención en la cita arquitectónica más importante del planeta.

viernes, 31 de agosto de 2012 Categoría: Cultura

Aún no se inauguraba oficialmente y el pabellón nacional “Cancha: paisajes del suelo de Chile” en la 13° Bienal de Arquitectura de Venecia, ya captaba la atención de los primeros visitantes, en su mayoría público especializado y prensa de todas partes del mundo.

La propuesta chilena cuenta con un factor sorpresa: 11 toneladas de sal extraídas del salar de Tarapacá, las que están dispuestas en el suelo, para que el espectador camine sobre ella y viva una experiencia distinta que en otros pabellones.

El resultado se ha traducido en una alta rotación de personas por el espacio ubicado en El Arsenal de Venecia, con comentarios como “sensible”, “intuitivo”, “especial” de parte de los turistas extranjeros.

Mientras tanto, la prensa italiana ha indicado que es uno de los “más esperados” (Corriere del Veneto) y  “un montaje sutil y consistente” (Corriere della Sera).

El ministro chileno de Cultura, Luciano Cruz-Coke, recordó que “la Bienal de Venecia es la instancia arquitectónica más importante del mundo. Por lo mismo, resulta tan gratificante para Chile participar con un pabellón que da cuenta no sólo del trabajo de nuestros arquitectos, reconocidos internacionalmente, sino que también de la reflexión que existe sobre el rol que tiene la arquitectura en el desarrollo del país”.

“A los chilenos les preocupa lo que ocurre con sus ciudades. Esa inquietud ciudadana está presente en las distintas propuestas de nuestro pabellón, lo que se convierte en una gran oportunidad para generar un diálogo y lograr respuestas que contribuyan positivamente en el diseño de Chile”, añadió.

Cancha

Este pabellón presenta siete nuevos textos y ensayos visuales del territorio chileno, realizado por los arquitectos  Alejandro Aravena (Elemental), Germán del Sol, Pedro Alonso, Juan Pablo Corvalán (Susuka), Iván Ivelic, Genaro Cuadros y Rodrigo Tisi.

Estas propuestas son mostradas en siete lámparas, una por cada autor, las que son acompañadas de siete documentales de Cristobal Palma, todo sobre las 11 toneladas de sal chilena. También cuenta con una escultura de neón de Iván Navarro y Pedro Pulido reproduciendo el logotipo de Cancha.

Cancha (nf ‘kantʃa) es una palabra prehispánica quechua que indica un vacío que permite conexiones con nuestra tierra, así como entre las personas. La palabra se utiliza en América del Sur para designar un campo con límites y reglas, donde la gente juega.

El vocablo también se utiliza en Chile como un espacio abierto donde la cosecha es medida y  distribuida. En términos urbanos, es similar a la plaza mayor española, es la referencia para comprender el suelo chileno, un terreno común que no es urbano, sino territorial.

El pabellón se presenta como una instalación medioambiental con el objetivo de involucrar a los visitantes en una experiencia directa con el suelo chileno.

img_banner