Chile tendrá seis de las 14 etapas en el rally Dakar 2013

Por quinto año consecutivo, el país albergará junto con Perú y Argentina la exigente prueba del deporte motor.

lunes, 26 de noviembre de 2012 Categoría: Turismo - Deportes
Chile tendrá seis de las 14 etapas en el rally Dakar 2013

Aunque compartido con Perú y Argentina, Chile tendrá en 2013 seis de las 14 etapas del rally Dakar, incluida la meta, en pleno centro de Santiago, específicamente frente al Palacio de La Moneda, la sede gubernamental.

Según el trazado revelado en París, la caravana atravesará las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Coquimbo, Valparaíso y la Metropolitana.

Tras la largada en Lima el sábado 5 de enero, pasará por las ciudades chilenas de Arica y Calama entre los días 9 y 11, para luego regresar desde Argentina entre el jueves 17 y el domingo 20, con visitas a Copiapó, La Serena y Santiago.

Además del recorrido norte-sur, inédito desde que la prueba dejará tierras africanas en 2007, esta 35° edición tendrá 39 chilenos en la partida: 18 en motos, 14 en autos y siete en cuadriciclos, con Francisco “Chaleco” López como la principal carta.

Entre los hitos de la quinta versión en América del Sur, el Dakar tendrá en sus casi 8.000 kilómetros 459 competidores de 53 nacionalidades, entre ellos a los campeones Cyril Despres, Marc Coma, Nasser Al Attiyah, Carlos Sainz, Giniel de Villiers y Stéphane Peterhansel.

La nueva orientación se acompaña de una innovación deportiva posible gracias a la geografía de Perú: los pilotos y los equipos enfrentarán las dunas desde los primeros días de la carrera.

La primera secuencia de desierto continuará en Atacama, luego tras el cruce de la cordillera de los Andes se probará la resistencia de los competidores en las etapas argentinas tan exigentes como suntuosas.

San Miguel de Tucumán marcará el descanso después de ocho días de carrera y dará la largada de la etapa más larga del rally, justo antes de un tríptico arenoso con las dunas de Fiambalá y Copiapó.

Será suficiente para efectuar una última selección y provocar repercusiones, antes de homenajear a los héroes en Santiago el 20 de enero.

Más competencia

La lista de postulantes a la gloria viene ampliándose en todas las categorías desde enero pasado.

En moto, la supremacía a largo plazo del dúo formado por Cyril Despres y Marc Coma KTM podría cuestionarse por la formación de una escudería oficial Honda, que enroló a Helder Rodrigues, tercero en las últimas dos ediciones.

Las ambiciones también son muy elevadas del lado de Husqvarna, con los españoles Joan Barreda y Jordi Viladoms, asociados a Paulo Gonçalves. Y Yamaha, que atrajo a Frans Verhoeven además de Olivier Pain y David Casteu, se alegra también del regreso de su capitán histórico, David Frétigné.

Sin embargo, en auto el nivel es más delicado para establecer. Si el team X-Raid, que el año pasado llegó con éxito con el Mini de Stéphane Peterhansel sigue alineando un equipo dinámico con Nani Roma y Krzysztof Holowczyc, los cambios reglamentarios realizados podrían cambiar la situación.

Nadie sabe si por ejemplo subsiste una diferencia de resultados con los prometedores Toyota de Giniel De Villiers y Lucio Álvarez, respectivamente tercero y quinto en 2012.

El misterio es aún opaco en el potencial del buggy diseñado en Estados Unidos por y para Nasser Al Attiyah, que cuenta con un doble efecto sorpresa al invitar a Carlos Sainz, su hermano enemigo de la época Volkswagen, a unirse a su equipo.

En cuanto a los resucitados, Guerlain Chicherit ocupa un buggy SMG y cuenta también con mezclarse a la batalla. Algunos frustrados de alto vuelo del año pasado, como Guilherme Spinelli (Mitsubishi), Christian Lavieille (Dessoude) o Matthias Kahle (Proto Mercedes) disputarán también los lugares de honor.

En camión, los Iveco del Team De Rooy infligieron a los Kamaz su primera cachetada desde 2007 y buscan capitalizar su éxito, con el poseedor del título Gerard De Rooy, su primo Hans Stacey o incluso el italiano Miki Biasion. Ales Loprais podría jugar de árbitro si pone fin a una larga serie de abandonos al volante de su Tatra, capaz por intermitencia de aventajar a Eduard Nikolaev y su equipo ruso.

En la carrera de cuadriciclos, la familia Patronelli sólo tiene una carta para jugar, la de Marcos, para luchar contra los otros 38 pilotos inscritos, el segundo record batido ya por el Dakar 2013.

Imágenes: Prensa Chaleco López

img_banner