Guadalajara: pabellón chileno es récord de venta en fin de semana

Bolaño, Bisama, Allende, Serrano, Ampuero, Simonetti, Meruane y Eltit fueron los preferidos en la feria literaria.

martes, 27 de noviembre de 2012  
Guadalajara: pabellón chileno es récord de venta en fin de semana

A ratos las filas eran interminables. Desde su inauguración oficial el sábado, el pabellón chileno en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara 2012 se volvió el centro de atracción para los asistentes nacionales e internacionales que visitaron el stand y compraron los libros de sus autores favoritos, dando pie a un auspicioso inicio de la participación chilena como país invitado de honor en el evento.

Al respecto, el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, explicó que “nos hemos transformado en récord de ventas como país invitado de honor, según los datos que manejamos del Fondo de Cultura Económica, lo cual es muy bueno”.

“Esta construcción que nosotros hacemos a partir de la presencia de Chile en la FIL Guadalajara va a dar sus frutos en el mediano plazo, en la medida de que vayamos generando más instancias de acuerdos internacionales, más contactos, más redes que nos permitan a nuestros autores y a nuestros creadores, instalarse con mucha fuerza en el mercado hispanoamericano, y para eso Guadalajara es una tremenda oportunidad”, agregó.

Más de un millar de libros vendidos solo el primer día y un total de 2.200 comercializados entre sábado y domingo marcaron toda una marca de ventas, con un total de US$ 39 mil recaudados durante el primer fin de semana.

Entre los autores más solicitados están Roberto Bolaño, Álvaro Bisama, Isabel Allende, Marcela Serrano, Roberto Ampuero, Pablo Simonetti, Lina Meruane, Pedro Lemebel,  Alejandro Zambra y Diamela Eltit.

Otros que están haciendo furor en las tierras aztecas son los chilenos de “31 minutos”, porque además del lleno total que registraron el domingo en su presentación  en el teatro de la FIL niños, “El libro gordo de 31 Minutos” (Editoriales Aplaplapac), del autor Andrés Sanhueza, figura como uno de los más solicitados en el pabellón nacional.

Sabores y acordes

Con más de 21 mil libros pertenecientes a 80 editoriales, el stand chileno ofreció en su apertura un Menú Nerudiano para más de 700 personas, que se dejaron llevar por los diferentes sabores nacionales, preparados por el chef chileno Carlo Von Mühlenbrock, con vinos locales, productos del mar y como plato destacado, un caldillo de congrio que asombró a los asistentes, entre escritores, académicos y autoridades tanto chilenas como mexicanas.

"Estamos felices del recibimiento que tuvo Sabores de Chile entre los invitados que asistieron al evento, quienes con este menú inspirado en Neruda pudieron conocer más sobre nuestra gastronomía. México es un país que ofrece muchas oportunidades para nuestros alimentos, y a través de iniciativas como esta podemos mostrar la amplia variedad de productos que componen nuestra oferta exportable en este mercado que en 2011 se posicionó como el cuarto principal destino para nuestras exportaciones de alimentos y bebidas, con envíos que alcanzaron los US$ 571 millones", señaló el agregado comercial de ProChile en México, Cristián Contreras.

Vestidos de impecable blanco y haciendo gala del talento que los ha mantenido vigentes por casi 50 años, también fue parte de la jornada inaugural la agrupación chilena Los Jaivas, inaugurando así la serie de conciertos de música chilena que se estarán presentando en la explanada de la FIL 2012.

Fueron 4.000 personas las que se dieron cita en el recinto para disfrutar del evento que destacó por la calidad musical de los de Viña del Mar, que con las interpretaciones de temas como “Pregón para iluminarse” y “Arauco tiene una pena”, recibieron la ovación del público que no dudó en levantar banderas chilenas desde sus ubicaciones.

Y aunque los aplausos habían sido la tónica durante todo el concierto, que incluyó la participación de dos mariachis de Guadalajara para acompañarlos en una de las canciones, el punto más alto de la jornada se vivió de la mano de sus grandes éxitos: “Hijos de la Tierra”, “Sube a nacer conmigo hermano”, “Todos juntos”, “Mira niñita” y “Mambo de Machaguay”, que pusieron a cantar y bailar a todos los asistentes.

La banda, luego de volver a petición del público, cerró con un llamativo despliegue musical y visual que coronó una jornada donde Chile brilló y conquistó a los mexicanos en el evento literario más importante de Hispanoamericana.

img_banner