Chile se mantuvo en 2012 como segundo destino regional de IED

Así lo estableció el balance de Cepal, que ubicó a Brasil en el primer lugar y a México en el tercero.

viernes, 17 de mayo de 2013 Categoría: Negocios - Referencias Mundiales
Chile se mantuvo en 2012 como segundo destino regional de IED La inversión extranjera representa en Chile 11,3% del PIB, según el cálculo del organismo dependiente de Naciones Unidas.

Los US$ 30.323 millones recibidos en el transcurso del año pasado le significaron a Chile conservar el segundo puesto regional entre los destinos de la inversión extranjera directa (IED), según el balance de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Con un alza de 32,2%, Chile se mantuvo por segunda temporada consecutiva por delante de México, donde el ítem sufrió una caída de 35%, al totalizar US$ 12.659 millones. Con una moderada baja de 2%, Brasil apareció otra vez al tope de la lista, con US$ 65.272 millones.

De acuerdo al organismo dependiente de Naciones Unidas, Chile no solo se despegó en el contexto latinoamericano, donde el promedio registró un avance de 6,7%, sino que duplicó la IED recibida entre 2010 y 2012, una cifra muy superior a la media regional de 7,2%.

Basándose en las estadísticas del Banco Central, Cepal destacó que Chile “se ha constituido en una plaza muy relevante para las empresas transnacionales que tienen operaciones en América Latina”.

“Cerca del 26% de los ingresos de IED son invertidos posteriormente fuera del país por las subsidiarias chilenas de empresas extranjeras. Así, desde Chile se estarían consolidando y coordinando algunas operaciones regionales, lo que transforma al país en una plataforma de inversiones o una puerta de entrada para otros mercados latinoamericanos”, dijo el informe.

Concentración minera

Dado que el país es el mayor productor mundial de cobre, en 2012 la minería fue el principal destino de la IED en Chile, con US$ 15.096 dólares, lo cual representa 49% del total.

Gracias a los altos precios, la menor ley y el aumento de los costos de extracción del mineral, se han generado fuertes incentivos para una mayor inversión en el sector minero, que a 2016 exhibe una cartera de proyectos de US$ 104.300 millones, de los cuales US$ 58.231 millones son liderados por empresas extranjeras.

Cepal indicó que el sector financiero fue el segundo receptor de flujos, con 18% del total. En 2012, los bancos extranjeros fueron responsables del 40% de los activos del sistema, liderados por el español Santander (18,6% del mercado), seguido por el también ibérico BBVA (7%), el canadiense Scotiabank (4,9%) y el brasileño Itaú (4,2%).

Líderes regionales

Con US$ 21.090 millones, Chile fue desplazado en 2012 como el principal mayor inversionista regional en el exterior por México, que totalizó US$ 25.597 millones.

De todos modos, el organismo subrayó que este hecho representó “un nuevo récord y fue más del doble de lo que invertían hace tan solo dos años. Como hasta ahora, han concentrado su expansión en otros países de América del Sur, y en los sectores de comercio minorista, industria forestal y transporte algunas se han convertido en líderes regionales”.

Prueba de ese dinamismo fue que tres de las principales 10 operaciones transfronterizas del año tuvieron a chilenos entre sus actores. La más cuantiosa de ellas fue la fusión de las aerolíneas LAN y TAM, que involucró US$ 6.502 millones. La adquisición de los activos de Carrefour en Colombia por US$ 2.614 millones de parte de Cencosud fue la quinta, mientras que la novena fue la compra de Santander en Colombia, negocio en el que Corpbanca desembolsó US$ 1.225 millones.

Pese a la crisis

Cepal resaltó que los países de América Latina y el Caribe siguieron en 2012 atrayendo flujos crecientes de IED por tercer año consecutivo y que el último resultado fue “particularmente significativo, porque se ha dado en un contexto internacional de marcada reducción de los flujos mundiales de IED”.

La región recibió en 2012 un nuevo monto récord de IED de US$ 173.361 millones, es decir, 6,7% más que durante la gestión precedente, lo cual fue atribuido al sostenido crecimiento económico del bloque, los altos precios de las materias primas y la elevada rentabilidad de las inversiones asociadas a la explotación de recursos naturales.

Para este año, Cepal proyectó que las entradas de IED a la región se ubicarán en un rango que oscila entre una caída de 3% y un aumento de 7%.

“No vemos indicios muy claros de un aporte relevante de la IED a la generación de nuevos sectores o a la creación de actividades de alto contenido tecnológico, considerando que uno de los principales desafíos que enfrenta la región es un cambio en su estructura productiva", advirtió la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena.


img_banner