Innovaciones médicas ubican a Chile en la vanguardia científica

Método de detección de cáncer y anestesia de alto desempeño presentaron investigadores locales.

miércoles, 12 de junio de 2013 Categoría: Educación - Tecnología
Innovaciones médicas ubican a Chile en la vanguardia científica

Un método para diagnosticar certeramente el cáncer de tiroides y una anestesia de larga duración y baja toxicidad basada en microalgas presentaron científicos chilenos respaldados por la agencia estatal de desarrollo económico, la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).

Liderado por el investigador del Consorcio Tecnológico en Biomedicina Clínico-Molecular Hernán González, el primero de los proyectos permite determinar con 98% de exactitud la condición benigna o maligna de un tumor, gracias a un test multigenético que supera en eficiencia a las biopsias, una de cada cinco de las cuales es incapaz de establecer la naturaleza del nódulo.

Por ese mismo motivo, la invención ahorraría innumerables cirugías, considerando que en el 80% de las intervenciones por esta afección del sistema endocrino recién se descarta la presencia de células cancerosas tras la operación.

En Chile, la prevalencia del cáncer de tiroides alcanza a 0,28% entre las personas mayores de 15 años, mientras que la edad promedio de diagnóstico es de 44,3 años. La tasa de mortalidad observada exhibió en Chile un alza durante la década pasada, desde 0,54 en 2000 hasta 0,71 defunciones por cada 100 mil habitantes en 2010, según las estadísticas del Ministerio de Salud.

El test multigenético ideado por el también académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, recibió apoyo de Corfo por la vía del programa Go to Market, para desarrollar la tecnología, realizar una validación clínica y, posteriormente, definir el potencial de mercado y estrategia de propiedad intelectual, incluida la patente en Estados Unidos y la creación de una empresa para su comercialización, llamada GeneproDX, que verá la luz durante 2014.

Anestesia revolucionaria

Náuseas, respiración deficiente, somnolencia, estreñimiento y prurito son algunos de los malestares postoperatorios que experimentan millones de personas día a día y que podrían quedar en el pasado con Neosaxitoxin (NSTX), proyecto desarrollado por la firma chilena Proteus, también con el respaldo de Corfo.

Se trata de una anestesia local de alto rendimiento, elaborada sobre la base de microalgas, característica que la convierte en una alternativa de baja toxicidad, capaz de minimizar las molestias asociadas a una cirugía y desechar la posterior administración de analgésicos opiáceos, que pueden, además, ocasionar dependencia.

A diferencia de las sustancias hasta ahora conocidas, cuyos efectos no superan las ocho horas, la acción de Neosaxitoxin puede prolongarse desde 24 horas hasta ocho días, dependiendo de la formulación, aseguraron el director médico y el gerente general de Proteus, Julio Valenzuela y Luis Novoa, respectivamente.

La confiabilidad de NSTX ha sido exitosamente comprobada a través de varios estudios clínicos en Chile, de los que han participado 400 pacientes. En paralelo y hace ya dos años, lo ha adoptado en Estados Unidos el Hospital para Niños de Boston, donde una investigación ya certificó su mejor desempeño frente a otras sustancias, como la bupivacaína, en un proceso que busca adicionalmente validarlo ante la Agencia de Drogas y Alimentos (FDA).

Año de la Innovación

El subdirector de Transferencia Tecnológica de Corfo, Darío Morales, recordó que Chile conmemora en 2013 es el Año de la Innovación, cuyo fomento resulta una herramienta central para alcanzar el desarrollo, por lo que la institución respalda con múltiples programas y líneas de financiamiento proyectos innovadores y con alto potencial en los mercados globales.

Corfo se ha comprometido con el apoyo a proyectos de investigación y desarrollo (I+D) y con su posterior comercialización e inserción en los mercados globales. En particular, el programa Go to Market brinda asesorías y capacitaciones, algunas de ellas en Silicon Valley, orientadas a la creación de un modelo de negocio que permite comercializar la tecnología en el exterior. Por otro lado, el programa Innovación Empresarial de Alta Tecnología apoya emprendimientos con I+D para disminuir su incertidumbre y riesgo técnico, a través de subsidios de hasta US$ 1,5 millón.

Imagen referencial: gentileza Ministerio de Salud

img_banner