Chile adopta estándar internacional en pro de la astronomía

Norma sobre contaminación lumínica define exigencias similares a Estados Unidos y Europa.

jueves, 13 de junio de 2013  
Chile adopta estándar internacional en pro de la astronomía

Un nuevo estándar internacional para minimizar la contaminación lumínica adoptará Chile en 2014, específicamente en las zonas pobladas aledañas al desierto de Atacama, desde donde se realiza alrededor de la mitad de la observación astronómica mundial.

Antofagasta, Atacama y Coquimbo serán las regiones donde regirá a partir de abril una normativa que actualiza y moderniza la actual, en sintonía con las exigencias aplicadas en los lugares que albergan los centros de investigación de Estados Unidos (Hawái, Tucson y Arizona), Italia y España.

Además de incluir otras fuentes que no estaban reguladas, como los avisos y letreros luminosos, la nueva regulación aumentará las exigencias para luminarias públicas.

Gracias a ello, se mantendrán los bajos niveles de flujos hemisféricos superiores de luz y también se evitará la sobreiluminación y la emisión en rangos espectrales cercanos al azul, típico de las luces blancas.

“Chile aspira a ser polo de desarrollo astronómico mundial y concentrar cerca del 70% de los observatorios más importantes del mundo, por lo que la nueva norma de emisión para la contaminación lumínica se hacía urgente y relevante", sostuvo la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez.

La cartera trabaja paralelamente en convenios de colaboración con los distintos observatorios para realizar acciones conjuntas para la protección de cielos; obtener la certificación internacional StarLight, de condiciones óptimas para cielos oscuros; y postular a algunos complejos a la red de patrimonios de la humanidad de Unesco.

Imagen: gentileza ESO/B. Tafreshi (twanight.org)