Chilenos idean eficaz control a infecciones intrahospitalarias

Científicos de la Universidad de Valparaíso emplean en su fórmula bacteria marina inocua.

martes, 09 de julio de 2013 Categoría: Tecnología - Educación
Chilenos idean eficaz control a infecciones intrahospitalarias

Eliminar a bajo costo los patógenos responsables de las infecciones intrahospitalarias es el objetivo de un grupo de científicos chilenos de la Universidad de Valparaíso, que descubrieron el potencial de una bacteria marina que tiene como hábitat el extenso litoral del país.

Se trata de la Cobetia, un microorganismo inocuo para la salud de las personas y el medio ambiente, que gracias a su capacidad antimicrobiana inhibe los sistemas de comunicación de los organismos patógenos presentes en pabellones y habitaciones de centro asistenciales de todo el mundo.

La novedosa tecnología ha sido desarrollada por el grupo de Biotecnología Microbiana de la UV, liderado por el doctor en Biología Molecular Alejandro Dinamarca, que descubrió el potencial de la bacteria ya caracterizada en niveles básico, molecular y microbiológico.

“Sabemos cómo utilizarla para producir moléculas de alto valor agregado de acuerdo a nuestros requerimientos, bajo condiciones muy controladas en el laboratorio”, aseguró el científico sobre el desarrollo biotecnológico gestado en 2005.

Según explicó, “las moléculas producidas por estas bacterias tienen la capacidad de actuar como tensoactivos y además tienen aplicaciones en el control de infecciones producidas por patógenos presentes en humanos y peces también”.

La tecnología es muy versátil y permite su aplicación en distintos formatos, como el recubrimiento de todo tipo de superficies, como las paredes y el mobiliario de los hospitales, así también la fabricación de dispositivos de uso médico.

“Pueden ser pinturas para ser utilizadas en áreas específicas; también recubrimientos  para nuevos dispositivos médicos, por ejemplo de uso urinario, como catéteres. En ese caso lo que estamos haciendo es incorporar un producto que no va a ser invasivo, que actúa evitando las bacterias que son eventualmente patógenas para las personas”, sostuvo Dinamarca.

La ventaja directa de este nuevo producto radica en que no es generado por una vía sintética química; es decir, es inocuo para el ambiente por su origen biológico, no tóxico para especies biológicas ni para el hombre, y no utiliza agentes que puedan ser de alto costo.

Imagen: gentileza ProChile/ Felipe Cantillana

img_banner