Divisan desde Chile primera imagen real de nieve cósmica

Descubrimiento se realizó en el complejo astronómico ALMA, dispuesto en el desierto de Atacama.

lunes, 22 de julio de 2013 Categoría: Educación - Tecnología
Divisan desde Chile primera imagen real de nieve cósmica Ilustración de la línea de nieve de TW Hydrae. Créditos: B. Saxton & A. Angelich/NRAO/AUI/NSF/ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Si los niños se emocionan ante la vista de una línea de nieve, los astrónomos se emocionan aún más al ver por primera vez una línea de nieve alrededor de una estrella distante. Esto, por los datos que proporciona sobre la formación de planetas y sobre la historia del sistema solar.

Gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) instalado en Chile, un equipo de astrónomos produjo por primera vez en la historia una imagen de una línea de nieve presente en un joven sistema solar.

Se cree que esta marca glacial desempeña un papel fundamental en la formación y composición química de los planetas que rodean las estrella jóvenes.

En la Tierra, la nieve suele aparecer a gran altura, donde las bajas temperaturas transforman la humedad atmosférica en nieve. Se especula que las líneas de nieve también se forman alrededor de jóvenes estrellas situadas en las zonas más frías y distantes de los sistemas solares, mediante un proceso muy similar.

Sin embargo, dependiendo de la distancia que las separa de su estrella, estas líneas también pueden contener moléculas menos comunes que se congelan y convierten en nieve.

Primero se congela el agua y luego, hacia las capas exteriores formadas por círculos concéntricos, se congelan gases presentes en abundantes cantidades como el dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y el monóxido de carbono (CO), que forman una capa brillante de hielo sobre los granos de polvo, que constituyen los componentes básicos para la formación de planetas y cometas.

Gracias a ALMA, un equipo de astrónomos detectó una línea de nieve de monóxido de carbono hasta entonces desconocida alrededor de TW Hydrae, una joven estrella situada a 175 años luz de la Tierra. Los astrónomos creen que el sistema solar en el que se ubica la Tierra era muy similar a este incipiente lugar cuando tenía solo unos pocos millones de años.

Estas observaciones se realizaron usando solo una parte de las 66 antenas que tendrá ALMA. Los científicos esperan que en el futuro, con el conjunto completo de antenas, las investigaciones revelen otras líneas de nieve y proporcionen información adicional sobre la formación y evolución de los planetas.

Para leer el artículo completo, por favor visite el sitio de ALMA

Imagen exterior: ESO/ Christoph Malin

img_banner