Economía chilena es la 34° más competitiva del planeta

Informe sugirió diversificar sectores y avanzar hacia actividades de mayor valor añadido.

viernes, 06 de septiembre de 2013  
Chilena es la 34° economía más competitiva del planeta

En el 34° lugar del Informe Global de Competitividad 2013-14, confeccionado por el Foro Económico Mundial con datos de 148 países, apareció Chile, en un contexto de estancamiento para América Latina.


Pese a retroceder un puesto, Chile conservó su liderazgo regional, una “posición privilegiada” basada en sus “fortalezas tradicionales”, de acuerdo al organismo multilateral.


Entre sus ventajas, citó la sólida estructura institucional, los bajos niveles de corrupción, la eficiente gestión gubernamental. También mencionó la consistencia macroeconómica, ligada a un presupuesto público equilibrado y bajos niveles de deuda pública.


Para el Foro Económico Mundial, características como la apertura del país al exterior permiten una asignación eficiente de los recursos disponibles, al tiempo que crecen los usuarios de internet y la velocidad de la conexión.


A modo de recomendación, planteó “diversificar la economía y avanzar hacia actividades de mayor valor añadido”, mejorando el sistema educativo y, por ende, la calificación de su fuerza laboral.


En ese mismo sentido, instó sobre todo al sector privado a invertir en innovación, para así apalancar el tránsito del país hacia una economía basada en el conocimiento.


Después de Chile, en América Latina asomaron Panamá (40°), Costa Rica (54°) y México (55°), que se mantuvieron estables. Más atrás, lo hicieron Brasil (56°), Perú (61°), Colombia (69°) y Ecuador (71°). Dos lugares cayeron Uruguay (85°), Guatemala (86°), El Salvador (97°), Bolivia (98°), Nicaragua (99°) y Argentina (104°).


“La región sigue afectada por un funcionamiento débil de las instituciones, una deficiente infraestructura e ineficiencia en la asignación de factores de producción”, indicó el documento.


Al nivel insuficiente de competencia, se suma una “brecha en materia de formación y capacitación, tecnología e innovación que impide a muchas compañías y naciones avanzar hacia actividades de mayor valor añadido”, agregó.


Por quinto año consecutivo, Suiza encabezó la clasificación. Singapur y Finlandia permanecieron en segundo y tercer lugar, respectivamente, todo gracias a la innovación y los entornos institucionales robustos.


Alemania subió dos lugares (4º) y Estados Unidos invirtió la tendencia de cuatro años a la baja, con un alza de dos lugares, hasta el quinto. Suecia, Hong Kong,  Países Bajos, Japón y Reino Unido cerraron el grupo de avanzada.


El Informe Global de Competitividad se basa en el Índice Global de Competitividad, adoptado por el Foro Económico Mundial en 2004. Las puntuaciones de este índice, que define la competitividad como la serie de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país.


El ranking se calcula reuniendo datos de los países que comprenden 12 categorías, que presentan un amplio panorama de la competitividad. Los pilares son: instituciones; infraestructura; entorno macroeconómico; salud y educación primaria; educación superior y formación; eficiencia del mercado de bienes; eficiencia del mercado laboral; desarrollo del mercado financiero; preparación tecnológica; tamaño del mercado; sofisticación en materia de negocios, e innovación.