Estudio del Observatorio Europeo Austral (ESO):

Telescopio ubicado en Chile ayuda a descubrir primeras evidencias sobre la anatomía de los asteroides

Astrónomos europeos radicados en Chile captaron la variada estructura interna de un asteroide, un logro que ayudará a comprender los cuerpos rocosos del sistema solar y a reducir el riesgo de colisiones contra la Tierra.

viernes, 07 de febrero de 2014 Categoría: Tecnología
anatomía de los asteroides


Un nuevo estudio astronómico fue generado desde nuestro país, esta vez desde el telescopio New Technology Telescope (NTT) ubicado en el norte de Chile. Así lo reveló el Observatorio Europeo del Sur (ESO, por sus iniciales en inglés), señalando que este equipo habría sido clave para entender por primera vez parte de la anatomía de un asteroide.

Mediante imágenes del asteroide Itokawa obtenidas entre 2001 y 2013, un equipo de astrónomos de Reino Unido, Estados Unidos y España descubrió que el asteroide, que tiene una curiosa forma de maní,  no es uniforme ya que está formado por dos partes con densidades distintas.


Para llegar a este resultado, los científicos europeos combinaron sus conocimientos sobre la forma del asteroide con las imágenes obtenidas por el Observatorio La Silla (ubicado en La Serena) y exploraron la complejidad de su núcleo. "Es la primera vez que somos capaces de determinar cómo es el interior de un asteroide", explicó el astrónomo Stephen Lowry y agregó que "podemos ver que Itokawa tiene una estructura interior muy variada. Este descubrimiento supone un avance muy importante en nuestra comprensión de los cuerpos rocosos del Sistema Solar".


El estudio es único en su especie, ya que nunca antes habían encontrado evidencias de la gran variedad que puede tener la estructura de estos cuerpos celestes. "Descubrir que el interior de los asteroides no es homogéneo tiene implicaciones de amplio alcance, especialmente para los modelos de formación de asteroides binarios. También podría ayudar en los trabajos que se desarrollan para reducir el riego de colisión de asteroides contra la Tierra, o con planes de futuros viajes a estos cuerpos rocosos", señaló Lowry.