¿Por qué Chile ?

Chile ofrece una experiencia de vida única. Además de modernidad y tradición, al alcance de sus habitantes hay un abanico de panoramas. Debido a su particular geografía, se puede estar en cosa de horas en la montaña y en el mar, frente a un volcán, un géiser o un glaciar.

Ciudades como Santiago, Valparaíso y Concepción ofrecen también bohemia, gastronomía y una intensa vida cultural.

viernes, 03 de julio de 2009  
Vivir en Chile

Descubrir el nuevo mundo, construir el propio o comenzar de nuevo. Las posibilidades son infinitas. Chile es así.

Vivir en Chile siginifica compartir una tradición y una cultura construidas desde los orígenes con la participación de ciudadanos inmigrantes. Después de todo, siempre primó la tolerancia y la integración. Desde la llegada de los españoles en el siglo XVI, el país ha recibido la inmigración desde otras latitudes.

Con diversas intensidades se manifiesta la huella de croatas, alemanes, coreanos, palestinos, italianos, chinos, peruanos, libaneses, argentinos, franceses, estadounidenses, venezolanos y tantos más.  De acuerdo a estudios internacionales Chile es el país donde más ha aumentado el arribo de extranjeros que llegan para establecerse.

Modernidad y tradición se cruzan y conviven en un país que muestra altos niveles de conectividad y se comunica tecnológicamente con el resto del mundo; que cuida su estabilidad política y económica, al tiempo que exhibe destacados índices de educación, investigación, innovación y emprendimiento.

El país ofrece condiciones para establecerse con tranquilidad; un sistema democrático que respeta y hace respetar los derechos de las personas, cualquiera sea su condición, y modernas redes de servicios de seguridad,  salud, educación, transporte, turismo y negocios.

Las posibilidades de recreación son múltiples, con diversos atractivos geográficos y de turismo, y variados panoramas culturales. No falta la diversión, el entretenimiento y las opciones de consumo en activos centros comerciales. Por la particular geografía, el viajero puede desplazarse en un par de horas entre la montaña y el mar,  o desde un salar a un glaciar. Practicar montañismo, trekking, pesca, cabalgatas, surf; conocer reservas mundiales de la biosfera y vestigios de pueblos que habitaron el territorio hace miles de años.

No obstante su condición geográfica insular, Chile está conectado con todo el mundo. Tiene la mayor tasa de teléfonos celulares de Latinoamérica y uno de los niveles de penetración de Internet más altos de la región. Más de la mitad de la población es usuaria y prácticamente la totalidad de los visitantes extranjeros utiliza estas tecnologías.

Razones y motivos hay de sobra para que, hoy como ayer, los extranjeros sigan prefiriendo a Chile como destino. La preferencia se refleja en diversos rankings internacionales que califican a Chile, como uno de los mejores países de América Latina para vivir. Santiago es la segunda mejor ciudad para vivir de América Latina, según la lista elaborado por The Economist Intelligence Unit, que analiza a 140 urbes.

img_banner