Chile en la mesa:

Bebidas y comidas típicas

Comer es, por lejos, una de las mejores cosas que se puede hacer en este largo, entretenido y apetitoso país.

miércoles, 29 de julio de 2009  
comida marina

- Deliciosos frutos exóticos de Chile


La gastronomía del país es  variada por sus carnes, frutas, verduras, pescados y mariscos. Para los chilenos es costumbre comer fuera de casa, en grupos de amigos o en pareja. La comida suele ser sinónimo de patache, de olla en la mesa, de abundancia, de vino en botella grande, casi tanto como la mesa en la que siempre habrá espacio para más y más sillas.

Algunos platos imperdibles

Cazuela: concentra el espíritu de la nación. Es un caldo de carne con verduras de la estación, como papas, zapallo y porotos verdes. Es simple, pero esa es su gracia.

Pastel de choclo: receta de época estival que resume la tradición andina del país. El pastel de choclo reúne choclo molido y pino en un plato delicioso. Mientras viaja por el sur y por el norte puede probar y probar.

Empanada: se trata de una de las comidas más tradicionales de Chile y consiste en una masa hecha de harina de trigo, que cortadas en unidades circulares se rellena principalmente de pino (carne molida y cebolla), huevo, aceitunas y pasas. Pero también hay empanadas de queso y de mariscos. Si bien se puede hacer y consumir en cualquier fecha del año, su momento estelar es durante las fiestas patrias, en septiembre.

Humitas: choclo (maíz) molido, hierbas aromáticas, algo de leche y listo: a la olla. Si la mano cocinera está buena, se puede comer humitas el año corrido.

Porotos
: infaltables en invierno y verano  en toda mesa chilena que se precie de tal. En invierno llevan ají, a veces tallarines y mazamorra, y casi siempre una longaniza sabrosa. En verano se llaman granados y se preparan con porotos nuevos y verduras a punto.

Asado: la barbacoa chilena es un rito gastronómico que comienza con el ritual de encender el carbón. Luego todos quieren ser cocineros y hacerse cargo. El asado chileno es siempre un milagro con carne de pollo, trozos de cerdo y de vaca bien cocinados.

Comida marina

La gastronomía chilena se distingue por sus productos del mar. Hay muchísimos y muchísimas formas de prepararlos. Orgullo nacional son el congrio frito con acompañamiento; la paila marina o cocimiento que suma todo tipo de mariscos, los locos con mayonesa, un exquisito bivalvo que sólo existe Chile, y el pastel de jaibas,  un pastel de harina con carne de cangrejo local. Pero hay más: la corvina a la plancha, las machas a la parmesana, el curanto o cocimiento en tierra u olla de pescados y mariscos, en fin. Se necesita tiempo, paciencia y apetito para probarlo todo.

A la hora de los postres se recomiendan las frutas exóticas como la papaya, la chirimoya y el mango. Hay que probar los postres de la pastelería chilena. No olvide pedir un chilenito, suaves horneados de harina con manjar de leche entre dos capas que flotan entre los dedos.

Tragos

Pisco: la bebida tradicional de Chile , un aguardiente de uva de 35 a 40 grados. Generalmente se consume con Coca Cola y entonces se llama piscola. A la hora del aperitivo es indispensable partir con un pisco sour, un cocktail de pisco con jugo de limón, huevo y azúcar.

Chicha: para las fiestas tradicionales de septiembre, se toma un jugo de uva fresco, ligeramente cocido y poco fermentado llamado chicha.

Vinos: ¿qué más agregar sobre la fama y la calidad de los vinos chilenos? Estando acá tendrá la oportunidad de comprobar todo lo que ha escuchado y leído. 

Viajar por Chile