Campeón en el fútbol mundial

Marcelo Salas

Los fanáticos de Chile, Argentina e Italia conocieron los goles del “Matador”, quien se retiró como anotador histórico de la selección nacional.

domingo, 23 de agosto de 2009  
Marcelo Salas (Photo: Chiledeportes)

José Marcelo Salas Melinao nació el 24 de diciembre de 1974 en Temuco, Región de la Araucanía, zona del sur de Chile donde se concentra buena parte de la población aborigen del país, específicamente de la etnia mapuche.

Sus triunfos en el fútbol comenzaron en Universidad de Chile, club al que condujo al campeonato nacional en 1994 y 1995. En la temporada siguiente, avanzó con el elenco azul a las semifinales de la Copa Libertadores de América.

La fiel hinchada de la “U”, uno de las instituciones más populares y tradicionales del balompié chileno, lo bautizó como “Matador”, por la frialdad de su definición en el área rival y un popular tema del mismo nombre de la banda musical argentina Los Fabulosos Cadillacs.

Su éxito le valió al delantero, que celebraba sus goles con su izquierda en el piso y su índice derecho apuntando hacia el cielo, un contrato en una de las instituciones más poderosas del fútbol sudamericano, River Plate de Argentina, con cuya camiseta obtuvo tres torneos locales y obtuvo el título de Rey de América al mejor futbolista en 1997.

Tras la Copa del Mundo Francia 1998, ocasión en la cual marcó cuatro goles y avanzó con la selección nacional de Chile a los octavos de final, aterrizó en Italia, específicamente en Lazio. Luego de 25 años de frustraciones, Salas colaboró para que el equipo de Roma ganara el Scudetto de 2000, entre otros galardones.

Juventus pagó 25 millones de euros por la ficha del “Matador”, transferencia que lo hizo el futbolista nacional por quien más alto precio haya desembolsado un club en toda la historia.

Recién llegado a Turín, el atacante sufrió la rotura de los ligamentos de su rodilla derecha. Aunque con una participación muy acotada del chileno, la Vecchia signora se hizo de los títulos locales de 2002 y 2003.

Marcelo Salas rehízo el camino recorrido al volver a River Plate (2003) y Universidad de Chile (2005), club con cuya camiseta se retiró del fútbol profesional. Al partido de despedida en su homenaje, asistieron 60 mil personas y figuras mundiales como Enzo Francescoli, Ariel Ortega y David Trezeguet.

Potenciado por su no menos célebre compatriota Iván Zamorano, Salas celebró 37 goles con la selección nacional adulta desde que le marcara a la Albiceleste de Diego Maradona en 1994, marca que lo convirtió en el máximo anotador de la Roja.

Alejado de la actividad competitiva, Marcelo Salas reparte el tiempo entre su familia, una productora de eventos deportivos y un club que creó en su ciudad natal, Unión Temuco, que participaba exitosamente en 2010 de la división de ascenso del fútbol profesional chileno.