Barrios, las caras de Santiago

La esencia de Santiago está en sus barrios, cada uno con identidad, arquitectura e historia propia.

jueves, 09 de julio de 2009 Categoría: Destinos Top
Barrio Lastarria Barrio Lastarria (Photo:Revista Placeres)

Santiago Centro

Oficinistas, ejecutivos, turistas, comerciantes, pastores evangélicos, vagabundos, empresarios, tribus urbanas y lustrabotas se congregan cada día en el centro de Santiago. Es el pulso de la ciudad en toda su expresión. Para sentirlo, se debe caminar por el paseo Ahumada hasta la Plaza de Armas. En uno de los lados de la plaza se encuentra la Catedral Metropolitana de Santiago, cuya construcción finalizó el año 1775. En la parte oriental se puede observar el Correo Central, la Municipalidad de Santiago y el Museo Histórico Nacional que está situado en el edificio que anteriormente ocupara la Real Audiencia. También se ubican algunos locales comerciales en sus alrededores, el más famoso es el Portal Fernández Concha que fue construido en el 1869. Todos los días se reúnen pintores y retratistas, aficionados al ajedrez alrededor de múltiples tableros, y diversos espectáculos de arte popular.

El Museo Chileno de Arte Precolombino guarda una de las mejores muestras de la época prehispánica del país. Al visitar el centro, se debe considerar también el cerro Santa Lucía. Ideal es subir por las señoriales escalinatas que enfrentan la Biblioteca Nacional hasta las terrazas, que ofrecen formidables panorámicas de la ciudad, y conocer sus cuidados parques y plazoletas interiores.

El barrio cívico, que reúne oficinas públicas y de gobierno, tiene como eje principal el Palacio de La Moneda. En la Plaza de la Constitución, junto a La Moneda, se encuentran monumentos en honor a los presidentes Jorge Alessandri, Eduardo Frei y Salvador Allende. Una atracción especial es la ceremonia de cambio de guardia del palacio de La Moneda realizada por carabineros (policías uniformados) cada dos días, a las 10 de la mañana.

Cruzar por el interior de la sede gubernamental La Moneda es otro paseo recomendado. Contiguo al edificio y bajo la superficie se ubica el Centro Cultural Palacio de La Moneda, con interesantes muestras culturales, cine y restaurantes.

En el centro, la oferta gastronómica es amplia y variada. Quienes deseen probar los mariscos y otros productos marinos, deben dirigirse al Mercado Central. Muy cerca, está la estación Mapocho, hoy convertida en un destacado centro cultural cuya arquitectura resalta por las cúpulas de cobre.

Bellavista

Está ubicado en las inmediaciones del cerro San Cristóbal y se trata de un verdadero museo al aire libre. Su pasado aristocrático lo revela la arquitectura de antiguas casonas, algunas de ellas pequeños palacios. Allí se encuentra una de las casas del poeta Pablo Neruda, que él mismo bautizó como La Chascona

El sector es famoso por sus joyerías de lapislázuli, galerías de arte, salas de teatro y artesanía, todo un mundo que invita al turista a conocer y disfrutar de sus calles principales: Bellavista, Constitución, Mallinkrodt, Dardignac, Pío Nono y Purísima, en las que existe una variada oferta de restaurantes. También hay pubs, bares tradicionales -como el Venezia- y discotecas donde los bohemios bailan hasta el amanecer.

Plaza Ñuñoa

Barrio residencial, con construcciones de mediados del siglo XX, y típicamente de capas medias de la población. De noche, tiene una intensa vida bohemia que se concentra en torno a la plaza. Algunos de los lugares más clásicos son La Batuta, El Dante, Las Lanzas y La Tecla.

Contiguo a la plaza, se ubica el Teatro de la Universidad Católica. A  unas pocas cuadras, está el Club de Jazz de Santiago y el Teatro Municipal de Ñuñoa.

El Golf

Es el barrio yuppie de Santiago, un triángulo que no pocos han convenido en llamar, con algo de humor, Sanhattan. De límites imprecisos, se podría decir que está delimitado por las avenidas Apoquindo y Andrés Bello. La arteria principal de esta zona es Isidora Goyenechea, una calle plena de tiendas, bares, restaurantes, librerías y boutiques.

Alonso de Córdova

Es una de las avenidas más elegantes de la ciudad, donde se congregan exclusivas tiendas de moda, restaurantes y galerías de arte. Orientada preferentemente al diseño y la decoración, concentra una impresionante variedad de talleres locales, como los objetos de decoración de Marie Sophie d´Epeneoux.

La oferta de arte es allí tremendamente variada e incluye las mejores galerías nacionales. Entre otras, Patricia Ready, Animal, Isabel Aninat y AMS Marlborough.

Matucana

El principal terminal ferroviario de Santiago, la Estación Central, marca el nacimiento de este sector, situado al poniente del centro. La calle Matucana es un sector en plena transformación, con un importante perfil cultural. Allí se encuentran la moderna Biblioteca de Santiago y Matucana 100, centro cultural con énfasis en la actividad teatral.

A pocos metros está la Quinta Normal, un parque de 39 hectáreas de jardines que, originalmente, fueron utilizados como vivero experimental con exóticos árboles traídos de todas partes del mundo. Además, tiene una laguna y alberga dos importantes instituciones: el Museo Nacional de Historia Natural y el Museo Artequín, instalado en un enigmático castillo de hierro confeccionado en 1889 con motivo de la Exposición Universal de París.

Providencia

Un tradicional sector que combina zonas residenciales de vida acomodada con calles de activa vida comercial. La vida nocturna se concentra en calles como Suecia, Santa Isabel y Manuel Montt. Junto al río Mapocho, es posible visitar el Parque de las Esculturas, donde cada verano se realiza el Festival de Jazz de Providencia, y el Café Literario, con biblioteca de libros, diarios y revistas.

Brasil

Barrio elegido por las familias adineradas a mediados del siglo XIX. Algunas de sus edificaciones coloniales, neogóticas y neoclásicas se conservan en perfecto estado. El mejor ejemplo es la calle Concha y Toro, una especie de oasis arquitectónico que vale la pena visitar.

Todo gira hoy alrededor de la plaza Brasil. Jóvenes y artistas se han trasladado al sector y residen en lofts y casas restauradas. Restaurantes que ofrecen comida internacional, bares y librerías son parte del menú. Los niños pueden disfrutar de los coloridos juegos de la plaza, obra de la artista Federica Matta, hija del célebre pintor chileno Roberto Matta.

En tanto, parte de la vida cultural se reúne en torno al Galpón Víctor Jara, espacio creado por Joan Jara, viuda del cantautor. En el lugar, músicos de renombre se entremezclan con bandas emergentes e independientes.

Lastarria

De rico patrimonio arquitectónico, mezcla de estilos tan disímiles como el colonial, el Art Nouveau y el neoclásico. También hay tiendas de modistas jóvenes y restaurantes de comida internacional. No muy lejos está el bello Parque Forestal.

El núcleo más importante esta situado en la plaza Mulato Gil, un pequeño conjunto de casas antiguas que conforman un centro cultural y artístico. Allí se ubica el Museo Arqueológico de Santiago y el Museo de Artes Visuales, junto a una serie de tiendas de artesanía.

A corta distancia se encuentran el Centro Cultural Lastarria y el Centro de Extensión de la Universidad Católica, opciones de singular valor.